Plataformas virtuales educativas: 5 formas de fomentar la enseñanza

plataformas virtuales educativas Educacion del futuro

Existen algunas plataformas virtuales de aprendizaje que llevan la educación al siguiente nivel. ¡Descubre las 5 principales plataformas que generan un diferencial competitivo para IES!


Índice de Contenido

  1. ¿Qué es una plataforma virtual educativa y qué tipos existen?
  2. 5 formas de fomentar la enseñanza con plataformas educativas virtuales
    2.1 Modelo de aprendizaje híbrido 360°
    2.2 Desarrolla habilidades blandas de la industria 4.0
    2.3 Desarrolla las habilidades digitales transversales para la empleabilidad
    2.4 El aprendizaje adaptativo y gamificación
    2.5 Infraestructura para aprovechar la realidad virtual

Ejemplos de plataformas virtuales educativas sobran: desde antes de la pandemia ya eran un recurso que ganaba cada día más popularidad, pero durante el confinamiento se convirtieron en una de las herramientas más importantes para continuar con el aprendizaje a nivel mundial.

Sin embargo, aunque las plataformas virtuales educativas ya son una realidad cotidiana para miles de docentes, estudiantes e instituciones educativas, en muchos casos han sido adoptadas exclusivamente para subsanar la necesidad de aprendizaje a distancia, y no se les exprime todo el potencial que realmente tienen. 

Para mantenerse competitivas, las escuelas de educación superior deben asegurarse de que su inversión de tiempo y recursos en una plataforma digital efectivamente está mejorando la enseñanza con respecto a las metodologías tradicionales. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es una plataforma virtual educativa y qué tipos existen?

plataformas educativas digitales para la ensenanza

Una plataforma educativa o Sistema de Gestión del Aprendizaje (LMS) es un ambiente en línea de aprendizaje que combina diferentes herramientas estratégicas, como un salón de clases virtual, una biblioteca digital,  diversos recursos multimedia, rutas de aprendizaje específicas para distintas materias, herramientas automatizadas de evaluación, etc. 

Tanto los docentes como los estudiantes pueden acceder al sistema de manera remota, lo que abre la posibilidad del aprendizaje asíncrono y a distancia. Esta es la principal ventaja de las plataformas educativas, pero hoy comprobaremos que sus beneficios y aplicaciones van mucho más allá. 

Existen muchos tipos de plataformas educativas y todas tienen funcionalidades distintas. A grandes rasgos, podemos dividirlas entre gratuitas y de paga, y estás últimas en generalizadas y personalizadas. 

Por ejemplo, Moodle es una plataforma de e-learning de código abierto que cualquiera puede utilizar, y de hecho es uno de los LMS más populares en el mundo. Lo que ofrecen esta clase de sistemas es toda la infraestructura tecnológica para crear y montar los cursos, y en ese sentido son una opción muy completa, aunque para usarse correctamente requiere una amplia cantidad de conocimientos.

Muchas instituciones eligen adquirir plataformas virtuales de aprendizaje más intuitivas o especializadas, con rutas de aprendizaje hechas a la medida o que permitan al personal docente crear sus propios cursos de manera sencilla. Todo depende del presupuesto y de las necesidades de cada escuela.

5 formas de fomentar la enseñanza con plataformas educativas virtuales

¿Cómo podemos hacer que las plataformas virtuales educativas marquen un diferencial verdadero para las nuevas generaciones de educación superior? No debemos olvidar que el potencial de estas herramientas digitales es prácticamente infinito, aunque muchas veces solo las utilizamos para resolver las necesidades más apremiantes y nos quedamos en “nuestra zona de confort”. 

Revisa los siguientes puntos y cuestiónate si en tu universidad realmente están sacando todo el provecho que podrían a su plataforma educativa, y si actualmente cuentan con un sistema que permita escalar a funcionalidades de enseñanza cada vez más sofisticadas.

Te puede interesar: 👉5 herramientas digitales para la educación muy útiles para docentes

1. Permiten crear un modelo de aprendizaje híbrido 360°

Por un lado, tenemos el modelo presencial en el que los estudiantes asisten físicamente a las aulas. Por otro, tenemos la modalidad remota síncrona, es decir, cuando los alumnos se conectan a distancia por medio de un salón de clases virtual. 

Saltar de un modelo a otro de acuerdo con las necesidades del estudiante es una solución que ha funcionado parcialmente, pero la experiencia educativa puede mejorar mucho cuando ambos modelos se conjugan y evolucionan hacia el aprendizaje híbrido integral. 

Por ejemplo, en lugar de tener dos cursos separados, uno presencial y uno con clases remotas, puedes combinar ambos gracias a un aula inteligente, es decir, un espacio físico para impartir clases, pero adaptado con la tecnología necesaria para que los estudiantes remotos también puedan tomar la clase e interactuar con sus compañeros tal y como si estuvieran allí. 

El modelo híbrido permite liberar a los docentes y al personal académico de toda la carga administrativa y las horas extra que representa dividirse entre clases presenciales y clases virtuales, y también fomenta una mayor integración y aprovechamiento de los recursos entre los alumnos. 

Si en tu institución educativa todavía hay diferencias entre los cursos presenciales y los cursos en línea, es momento de invertir en herramientas que te permitan homologarlos lo antes posible. 

newsletter hed ha

2. Ayudan a desarrollar habilidades blandas clave en la industria 4.0

Las soft skills son uno de los criterios más importantes de la empleabilidad al egresar de la educación superior. Desde hace décadas, las mejores universidades se preocupan por que sus alumnos fortalezcan las habilidades blandas que van a necesitar durante su carrera profesional.

La educación mediante plataformas virtuales educativas no exime de seguir fomentando las habilidades blandas necesarias para el liderazgo, y muy especialmente aquellas que van a necesitar para los modelos laborales híbridos y remotos, tales como:

  • autogestión
  • iniciativa
  • adaptabilidad
  • trabajo en equipo
  • innovación

La mejor manera de lograr este objetivo es que la educación universitaria en línea presente retos similares a los que van a enfrentar los alumnos al ingresar al mundo laboral actual. 

Por ejemplo, solucionar un problema hipotético en un tiempo limitado y trabajando en equipo de manera remota, o hacer una investigación de mercado para seleccionar el tipo de software más actualizado que necesitan aprender para ser más competitivos al egresar.

Te puede interesar: 👉 Habilidades blandas en educación superior es estrategia competitiva

3. Desarrollan las habilidades digitales transversales necesarias para la empleabilidad

Las habilidades digitales están a medio camino entre las soft skills y las hard skills, ya que combinan tanto conocimientos técnicos como competencias actitudinales frente al mundo de la información y la tecnología. 

Lo que más destaca de las habilidades digitales para la nueva era es que son absolutamente transversales: es decir, actualmente son necesarias prácticamente sin importar cuál sea el puesto o el área de especialidad. 

Uno de los mejores ejemplos de las plataformas educativas cambiando el proceso de aprendizaje es que intrínsecamente demandan el desarrollo de competencias digitales en el alumno, por ejemplo, la capacidad de coordinarnos con un equipo remoto de manera asíncrona utilizando software de trabajo colaborativo, de gestionar información de diversas fuentes y de resolver problemas técnicos sencillos.

Sin embargo, podemos ir mucho más allá y aprovechar nuestra plataforma de aprendizaje para que los alumnos aprendan habilidades altamente competitivas en el mismo contexto de sus materias gracias a proyectos integrales. 

Por ejemplo, si le pedimos a los estudiantes que creen un curso en línea derivado de una investigación de nicho digital en su área, al mismo tiempo pueden aprender fundamentos de programación, edición de contenido multimedia, análisis de big data, visión digital estratégica, etc.

ebook innovacion en bibliotecas

4. Permiten aprovechar al máximo el aprendizaje adaptativo y gamificación

Las plataformas virtuales educativas son el contexto ideal para dos de las metodologías de aprendizaje más eficientes que existen, el aprendizaje adaptativo y la gamificación.

El aprendizaje adaptativo parte de la premisa de que los ritmos e intereses de cada estudiante son distintos, y que la mejor enseñanza es la enseñanza personalizada. Sin embargo, un docente no siempre puede dividirse entre todos sus alumnos para ofrecer cada vez una experiencia y una retroalimentación a la medida de las necesidades de cada uno, pero un software con inteligencia artificial sí puede hacerlo. 

Por su parte, la gamificación ha demostrado que puede incrementar al máximo los niveles de motivación y compromiso de los estudiantes con las actividades académicas. La posibilidad de combinar ambas metodologías en un solo lugar es uno de los más claros ejemplos de plataformas educativas cambiando radicalmente la manera de aprender. 

Las plataformas virtuales de educación más avanzadas permiten crear rutas de aprendizaje interconectadas, así como dinámicas de juego que convierten al alumno en un elemento activo de su propia educación y no solamente un receptor pasivo.

Si tu institución está utilizando su herramienta LMS únicamente para impartir cursos tradicionales de forma remota, sin actividades gamificadas ni rutas interactivas, es momento de invertir en la creación de experiencias y materiales más dinámicos. 

[COLUMNA INSIDE HED] 👉 Metodologías activas de evaluación para estudiantes de educación superior

5. Ofrecen parte de la infraestructura necesaria para aprovechar la realidad virtual

Se considera que así como las plataformas virtuales de aprendizaje son la herramienta actual más importante en la educación, en un futuro no muy lejano serán reemplazadas por sistemas que involucren realidad virtual y realidad aumentada.

Tener una plataforma virtual educativa potente es el primer paso para comenzar a aprovechar la realidad virtual en tu institución. Gracias a ella, tus alumnos pueden aprender con simulaciones muy realistas con las cuales practicar sus habilidades en ambientes controlados. 

Algunas instituciones de educación superior incluso están apostando por la “construcción” de campus virtuales que emulan las instalaciones reales de la universidad, y en los cuales los estudiantes remotos pueden moverse, interactuar, tomar sus clases e incluso realizar trámites administrativos.

Como pudimos ver, las plataformas educativas virtuales son herramientas que se utilizan mucho más cuando se conoce en detalle todo su potencial.

En Pearson Higher Education, queremos ayudar a que tu institución educativa siga siendo competitiva en un mercado educativo en constante cambio, por lo que ofrecemos las mejores soluciones para la educación superior en línea. ¡Aprovecha la oportunidad de conocer nuestras soluciones digitales y transformemos la experiencia de aprendizaje de los estudiantes! 👇

banner soluciones educativas pearson higher education

 

 

Déjanos un comentario

Suscríbete a nuestro blog

y entérate de todas las novedades