Las 8 habilidades digitales más importantes para la empleabilidad

Habilidades digitales más importantes para la empleabilidad Educacion

Actualmente, la productividad y competitividad de las empresas depende mucho de que las habilidades digitales de sus colaboradores estén alineadas con las demandas del contexto actual, y son imprescindibles para mantener una filosofía organizacional de innovación constante.


Desde que inició la era digital, las habilidades relacionadas con el uso del internet, las redes y los dispositivos inteligentes se han convertido en algo que ya todos damos por sentado. Pero las habilidades digitales no se limitan a las aplicaciones personales del día a día, sino que se han vuelto necesarias para desempeñarnos adecuadamente en el trabajo.

Con el auge del marketing digital, las tecnologías en la nube y el trabajo remoto por mencionar solo algunas tendenciaslas herramientas digitales son parte cada vez más importante de nuestras actividades laborales, sin importar cuál sea nuestra profesión.

Un colaborador actualizado en este sentido representa mayor productividad, flexibilidad, competitividad e innovación para la empresa, y también una menor curva de aprendizaje. Por eso, a la par de las famosas habilidades blandas, los reclutadores están poniendo mucho énfasis en el dominio y entendimiento de ciertas tecnologías clave al momento de evaluar candidatos.

¿Qué son las habilidades digitales y por qué son tan importantes?

Las competencias digitales no se refieren a conocimientos especializados tanto como a una comprensión general e integrada de las tecnologías con las que convivimos diariamente, ya que la gran mayoría tenemos acceso a ella desde nuestros dispositivos inteligentes.

habilidades-digitales-en-jovenes

Se estima que 4.660 millones de personas alrededor del globo son usuarias de internet, lo que representa casi el 60% de la población mundial, pero en realidad son muchos menos quienes pueden preciarse de tener un conjunto de habilidades digitales que realmente les permita desenvolverse con naturalidad y eficiencia, a nivel profesional, en la economía 4.0.

Tener competencias digitales significa, a grandes rasgos, utilizar, integrar y aprovechar distintas herramientas para facilitar y agilizar el trabajo, comprender la hipertextualidad y omnicanalidad de los contenidos y la información, así como las lógicas digitales que intervienen en los movimientos del mercado y la industria.

Actualmente, la productividad, competitividad, flexibilidad y adaptabilidad de las empresas depende mucho de que las habilidades digitales de sus colaboradores estén alineadas con las demandas del contexto actual, y también son imprescindibles para mantener una filosofía organizacional de innovación constante.

¿Cuáles son las habilidades digitales?

Al igual que con las soft skills o competencias blandas, cuando hablamos de habilidades digitales es difícil establecer una diferenciación estricta porque muchas veces se superponen unas con otras. Sin embargo, a grandes rasgos podemos identificar ocho grandes áreas que actualmente son las más valoradas por las compañías.


  1. Gestión de la informaciónhabilidades-digitales-gestion-informacion

    Implica, entre otras cosas, saber navegar en internet, cómo y dónde buscar recursos, productos y servicios; saber cómo gestionar, rastrear y organizar la información en una biblioteca personal de contenidos por medio de carpetas, pestañas o suscripciones; identificar la validez, actualización y confiabilidad de las fuentes, y distinguir entre diferentes formatos de archivos. 


    En el terreno empresarial, esta habilidad también significa entender la utilidad de los grandes datos o big data, así como saber interpretar estadísticas e indicadores de desempeño universales, como el número de visitas a un sitio web o de seguidores en las redes sociales de una marca. 


    Por ejemplo: una persona con habilidad digital en gestión de información es perfectamente capaz de distinguir entre un contenido patrocinado y una noticia o un estudio científico, aunque el anuncio se presente a sí mismo como “noticia científica”. 


    También comprende que cada usuario genera mucha información comportamental mediante una “huella digital” única que puede aprovecharse para obtener indicadores generales de la actividad de los clientes y tomar mejores decisiones de negocio.

  2. Comunicación digital
    habilidades-digitales-comunicacion

    La habilidad de comunicación digital significa poder crear relaciones personales y profesionales en el contexto virtual, saber cómo y cuándo enviar mensajes, información o archivos adjuntos, desde el canal hasta el formato adecuado; y el dominio de la llamada netiqueta o “etiqueta web”, es decir, las reglas de cortesía del Internet. 


    Así mismo, incluye la familiarización con la comunicación asíncrona, y aquella que tiene lugar en vivo pero de manera remota en eventos, juntas o seminarios web, siendo capaces de usar correctamente la herramienta de videoconferencia, participar y entender sin distraernos con detalles técnicos. 


    Por ejemplo: una persona con competencias de comunicación en la era digital sabe distinguir cuándo un mensaje puede ser enviado por WhatsApp y cuándo lo más adecuado es enviar un correo institucional formal; cuándo puede enviar un archivo comprimido en baja resolución y cuándo no; en qué horario es pertinente realizar cierto tipo de solicitudes; cómo puede agendar una videollamada grupal con sus colaboradores, etc.

  3. Trabajo colaborativo virtual
    habilidades-digitales-trabajo-colaborativo

    Se refiere a la capacidad de utilizar herramientas para desarrollar trabajo asíncrono o remoto en equipo. Por ejemplo: documentos en la nube, edición colaborativa de archivos en tiempo real, calendarios de tareas y plataformas de gestión proyectos como Trello o Asana.


    Esta habilidad también se refiere a la inteligencia social necesaria para que el trabajo remoto en equipo sea armónico, por lo que está estrechamente relacionada con la competencia de comunicación. 


    Por ejemplo: una persona con competencias de trabajo colaborativo digital es capaz de seguir flujos de trabajo virtuales, usar nomenclatura y organización adecuada para archivos compartidos, entregar su trabajo en tiempo y forma y comprender cómo su contribución impacta positiva o negativamente el trabajo de los demás.

  4. Visión digital estratégica
    habilidades-digitales-vision-estrategica

    Significa que el colaborador es capaz de proyectar cómo las herramientas digitales ayudan a lograr que la organización sea más eficiente. Además, puede identificar nuevas oportunidades de negocio relacionadas con la innovación tecnológica y las tendencias de consumo, también detectar cuándo están cambiando los comportamientos virtuales del público objetivo y qué ajustes debe hacer en sus servicios, productos o comunicación para mantenerse en sintonía con los usuarios. 


    Por ejemplo: un director del área de servicio al cliente en una cadena de restaurantes de comida rápida que, sin ser experto en comercio electrónico, puede identificar la tendencia creciente de pedir comida a domicilio mediante las apps móviles y, en consecuencia, propone un proyecto para desarrollar una app propia adaptada a las necesidades de sus clientes.

  5. Liderazgo digital
    habilidades-digitales-liderazgo

    Significa ser capaces de gestionar una identidad virtual, personal o empresarial, con gran visibilidad y aprobación entre los grupos de interés, a partir de la creación o distribución de contenido orgánico de valor (es decir, no publicitario) y la interacción correcta en redes sociales.


    Una persona con liderazgo digital tiene nociones sólidas de branding y personal branding, puede diferenciar conscientemente su perfil digital personal y privado de aquel que es profesional y público, sabe evitar y mitigar crisis de imagen en entornos virtuales, así como hacer propuestas innovadoras en distintos canales y redes sociales.


    El liderazgo digital es imprescindible para profesionales independientes y consultores o colaboradores relacionados con la comunicación corporativa, pero también es muy apreciado que un trabajador que no tiene nada que ver con estas áreas cuente con una presencia digital “limpia”, positiva, propositiva y congruente con los valores de la organización.

  6. Seguridad digital y resolución de problemas técnicos
    habilidades-digitales-seguridad

    Esta habilidad se relaciona con la capacidad de identificar, evitar y/o corregir toda clase de riesgos o problemas comunes en el terreno digital. Por ejemplo, software malicioso, intentos de estafas, vulnerabilidad de datos personales o sensibles, pérdida de información por falta de respaldo, suplantación de identidad, violación de copyright y licencias, etc. 


    En pocas palabras, significa que, sin necesidad de ser un experto en ciberseguridad, sabe cómo mantenerse seguro a sí mismo y a sus colaboradores, cómo proteger sus datos personales y los que la empresa le confía, y cómo responder rápida y eficientemente a cualquier situación sospechosa. 


    Además, tiene la capacidad de diagnosticar y resolver problemas técnicos superficiales. Por ejemplo, si una falla de conectividad en el WiFi tiene que ver con la recepción del equipo o con el módem, o si un programa no funciona correctamente por falta de actualización.
  7. Ofimática y edición de contenidos
    habilidades-digitales-edicion

    Significa tener, cuando menos, nociones de informática y uso de software suficientes para aprender rápidamente a usar programas específicos de ofimática (por ejemplo, la paquetería de Windows) y otras herramientas administrativas, como un CRM (Customer Relationship Management), un ERP (Enterprise Resource Planning) o un CDP (Customer Data Platform), pues se trata de tecnologías cada vez más presentes en toda clase de organizaciones.


    Además, se valoran mucho las habilidades básicas de edición sencilla de contenidos, como imágenes, videos y contenido web. Por ejemplo, cuando hablamos de un colaborador del departamento de marketing que también puede diseñar artes simples para redes sociales cuando el diseñador no esté disponible.

  8. Salud y bienestar digital
    bienestar-digital

    Finalmente, esta es una de las habilidades digitales de las que menos se habla, pero no por ello deja de ser altamente importante. Significa que somos capaces de mantener un equilibrio saludable entre el tiempo que pasamos en línea y el tiempo que estamos desconectados, que sabemos identificar y evitar riesgos psicológicos, sociales o ergonómicos cuando estamos utilizando dispositivos inteligentes, y que podemos realizar una evaluación crítica e informada de las ventajas y desventajas de la conectividad y de sus prácticas asociadas. 


    Por ejemplo: una persona con la competencia de salud y bienestar digital sabe que no es adecuado pasar demasiado tiempo en redes sociales o jugando con apps, o incluso realizando actividades laborales cuando ello obstaculiza el autocuidado de cualquier forma.

Las habilidades digitales son una de las nuevas prioridades de las instituciones, pues pretenden brindar más y mejores oportunidades a los futuros profesionales. Te invitamos a que conozcas las herramientas y soluciones que tenemos para las escuelas, desde primaria hasta bachillerato.


Referencias

Segrera-Aarellana, Jesús Rafael, & Paez-Logreira, Heyder David, & polo - Tovar, Alexander Alberto (2020). Competencias digitales de los futuros profesionales en tiempos de pandemia. Utopía y Praxis Latinoamericana, 25(11),222-232.[fecha de Consulta 26 de Octubre de 2021]. ISSN: 1315-5216. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=27964922015

Banco Mundial (2019). Informe sobre el desarrollo mundial 2019. La naturaleza cambiante del trabajo. Recuperado de: https://www.bancomundial.org/es/publication/wdr2019

Banga, K., y te Velde, D. W. (2019). Preparing developing countries for the future of work: understanding skills-ecosystem in a digital era. The Pathways for Prosperity Commission on Technology and Inclusive Development. Oxford. 29

Déjanos un comentario

Suscríbete a nuestro blog

y entérate de todas las novedades