Metodologías activas de evaluación para estudiantes de educación superior

metodologias activas de evaluacion Educacion del futuro

Las metodologías activas contribuyen a la evaluación del alumnado, ya que están vinculadas a aspectos como la creatividad, la colaboración y la cooperación.


Índice de Contenido

  1. ¿Por qué las rúbricas?
    1.1 Tipos de rúbricas
  2. Aplicación de la metodología de procesos en la creación de rúbricas
    2.1 Paso 1 - reflexión 
    2.2 Paso 2 - encuesta de criterios y niveles
    2.3 Paso 3 - comparación de rúbricas
    2.4 Paso 4 - definición del rúbricas de clase
  3. Consideraciones finales

"Cada niño es un artista. El problema es cómo seguir siendo un artista después de crecer".

Pablo Picasso.

Durante mi trayectoria docente me preocupé por estar atenta a cómo planificar actividades interactivas, para que mis alumnos pudieran percibirse a sí mismos como protagonistas de su aprendizaje.

Creía, y sigo creyendo, que el aprendizaje implica el binomio reflexión-acción y que una buena planeación debería considerar procesos más participativos y creativos.

No tengo ninguna duda de que la planeación se beneficia del uso de metodologías activas. Después de todo, "enfatizan el papel protagonista del estudiante, su participación directa, participativa y reflexiva en todas las etapas del proceso, experimentando, dibujando, creando, con la guía del maestro" (MORAN, 2018, p.4).

Sin embargo, ¿era mi curiosidad saber cómo los estudiantes se perciben a sí mismos como autónomos?

Mi hipótesis era que las relaciones sociales, virtualmente o no, podrían beneficiarse de la autopercepción de la autonomía del estudiante teniendo en cuenta las siguientes acciones:

  • Acogedor - esté atento a sus pensamientos, sentimientos y acciones.
  • Apoyo – en su desarrollo motivacional.
  • Estímulo - sobre su capacidad para autorregularse.
  • Confianza - sobre sus desafíos y capacidades.
  • Responsabilidad – en la relación de interdependencia con el mundo.
  • Inclusión - sobre sus experiencias anteriores.

Según Reeve (2009 apud Berbel, 2011, p. 25) la percepción de autonomía por parte de los estudiantes impacta positivamente en su desempeño y puede ser observada por los siguientes aspectos:

  1. Motivación – presenta motivación intrínseca, percepción de competencias, pertenencia, curiosidades, internalización de valores.
  2. Compromiso - demuestra emociones positivas.
  3. Desarrollo - evidencia de autoestima, autovaloración, preferencia por los desafíos, creatividad.
  4. Aprendizaje - mejor comprensión conceptual, procesamiento profundo de la información y uso de estrategias autorreguladas.
  5. Mejora en el rendimiento en calificaciones, actividades, resultados en pruebas estandarizadas.
  6. Estado psicológico - presenta indicadores de bienestar, satisfacción con la vida, vitalidad.

Compartiré contigo una idea sobre cómo contribuimos al desarrollo de la autonomía de los estudiantes involucrándolos en el proceso de creación de los criterios de evaluación. Como modelo utilizaré el sistema de valoración por rúbricas. ¡Sigue leyendo!

Te puede interesar: 👉 Autorregulación en el aprendizaje: la habilidad clave en 2022

¿Por qué las rúbricas?

metodologias activas para educacion superior

Los estilos de aprendizaje de los estudiantes dicen mucho sobre cómo aprenden y sirven como guía para evaluar la planeación.

Autores como Angelo y Cross (1993), citados por Palloff y Pratt (2004), aconsejan que las actividades evaluativas deben planearse con el objetivo de que los estudiantes reflexionen sobre cómo reaccionan a los dilemas de la vida, así como resolver problemas, analizar sus argumentos, expresarse, resumir información y aplicar lo que aprenden.

Para mí, la rúbrica es algo que simboliza la practicidad y la claridad. Siempre me gustó crear hojas de cálculo con criterios e indicadores para evaluar proyectos, seminarios e incluso pruebas. Esto me dio agilidad y transparencia con mis alumnos.

El sistema de rúbrica de aprendizaje funciona como una matriz de consulta y es muy efectivo como recurso de automatización y productividad. Según Biagiotti (2005):

Las rúbricas se pueden usar para proporcionar retroalimentación formativa de los estudiantes, para dar calificaciones o para evaluar programas.

Biagiotti aconseja que no utilicemos más de seis niveles de descripción de las rúbricas y que no se puedan concebir como una receta preparada.

Son muy interesantes para evaluar situaciones de aula virtual y presencial. Palloff y Pratt (2004, p. 112) señalan que: "los criterios dan una dirección clara al estudiante y reducen o eliminan cualquier desacuerdo sobre las calificaciones al final del curso".

Por ejemplo, el profesor o tutor puede compartir con los estudiantes la variedad de rúbricas que se utilizarán y hablar con los estudiantes sobre por qué cada criterio y luego revisar junto con el sistema de autoevaluación.

Tipos de rúbricas

Básicamente hay dos tipos de rúbricas. Analítica y holística. Puedes elegir cada una según la forma en la que quieras evaluar. Ambas se pueden aplicar en los en los entornos de aprendizaje virtuales más modernos.

  • Las rúbricas analíticas
    icono-desempeno-alumnosSon bidimensionales con niveles de rendimiento de columna y criterios de evaluación de línea. Puedes asignar diferentes pesos (valores) a diferentes criterios e incluir el rendimiento general totalizando los criterios. También puedes usar un método de puntuación con puntos, puntos personalizados o solo texto.
  • Rúbricas holísticas
    icono-escribirTienen un criterio único (unidimensional) y se utilizan para evaluar el rendimiento general de los participantes en una actividad o elemento en función de los niveles de rendimiento predefinidos. Puedes usar un método de puntuación con porcentajes o solo texto.

Hay varios modelos de rúbricas ya hechas en Internet, pero la propuesta aquí es que tú y tus estudiantes construyan sus propias rúbricas juntos. Además, algunos entornos virtuales de aprendizaje ya cuentan con editores de rúbricas. Veamos en la práctica cómo funciona.

entornos virtuales de pearson para la educacion superior

Aplicación de la metodología de procesos en la creación de rúbricas

El Proceso de Incidentes es una variación del estudio. Se compone de 4 fases:

metodologias activas para la educacion superior

La planeación de este tipo de estrategias se puede pensar para el rendimiento en el aula o en entornos virtuales de aprendizaje. Como implementación de esta propuesta utilizaré diferentes recursos materiales y digitales. Las acciones se pueden aplicar en un aula o en un aula remota.

Descripción de la dinámica

  • La actividad fue pensada para realizarse en 70 minutos.
  • Elije materiales para registros y ubicaciones para compartir.
  • Toma un breve descanso de 5 minutos después del paso 3.
  • Se estima el tiempo aplicado en este experimento.
  • Podrás hacer adaptaciones de acuerdo a tu realidad.

Paso 1 - Grupo grande - reflexión sobre cómo se perciben a sí mismos mediante la evaluación

Pide a uno o dos alumnos que traigan un caso simple de la vida en el que necesitaban tomar una decisión sobre un problema complejo y hacer intervenciones sin emplear el juicio de valor.

Tiempo: 5 minutos.

Con toda la clase, haz preguntas poderosas para estimular el pensamiento divergente sobre cómo toman decisiones en sus vidas y pídales que tomen pequeñas notas (palabras clave). Utiliza la técnica de brainstorming.

Tiempo: 2 minutos.

A continuación, solicita su ayuda para crear cirterios e indicadores para un sistema de evaluación del desempeño. Este ejemplo tratará sobre la producción de un texto de introducción al proyecto. Lo importante es que se sientan animados a participar.

Tiempo: 5 minutos.

Te puede interesar: 👉 Cambios y tendencias actuales del proceso de enseñanza-aprendizaje

Paso 2 - Grupo pequeño - encuesta de criterios y niveles

En el aula, indica a los estudiantes que se reúnan en grupos pequeños. Para agruparlos puedes usar etiquetas de colores, naipes, números, etc. Si están en una sesión remota, puedes usar algún sitio web aleatorio.

Tiempo: 3 minutos.

En pequeños grupos los alumnos socializan sus palabras clave, realizando el ejercicio del pensamiento convergente. En este momento deben dialogar y anotar los principales criterios de evaluación para ingresar el texto de un proyecto.

Tiempo: 5 minutos.

Deben plantear al menos criterios y sus respectivos niveles que evidencien el aprendizaje en esta actividad. Oriéntalos para que no sean más de 4 niveles.

Tanto en el aula como en la clase remota, puedes animarlos a buscar modelos de rúbricas en Internet, pero hazles saber que este momento es suyo. ¡Hay que estimular la creatividad!

Tiempo previsto: 15 minutos.

banner ebook soluciones y tendencias educativas

Paso 3 - Grupo pequeño - comparación de rúbricas

Es hora de socializar entre los grupos lo que cada uno hizo. Infórmeles que eligen un representante de cada grupo para presentar la rúbrica a los demás, y que el grupo receptor debe tomar notas para comparar las rúbricas.

Utiliza la técnica del emisario. El delegado rota entre los grupos que llevan la rúbrica creada. Asegúrate de que todos los delegados hayan pasado por todos los grupos.

Tiempo: 15 minutos.

Paso 4 - Grupo grande - definición del rúbricas de clase

Estimula la síntesis del pensamiento convergente entre tus alumnos para decidir el rumbo general. Es hora de socializar con todos.

Puedes solicitar que monten la rúbrica en un archivo de Excel compartido o en un programa interactivo como Padlet. Siéntete libre de usar el software de su elección.

Tiempo: 15 minutos.

Nota: Si el profesor desea realizar esta actividad de forma asíncrona, puede utilizar los recursos del foro y la creación de grupos dentro de su sistema de gestión del aprendizaje (LMS).

Te puede interesar: 👉 ¿Qué es una plataforma LMS y para qué sirve?

Consideraciones finales

Las metodologías activas contribuyen significativamente a la evaluación, ya que están vinculadas a aspectos como la creatividad, la colaboración, la cooperación y el intercambio. El estudiante, en vista de su autonomía, percibe la lógica propuesta y establece la confianza como una producción de significado. Después de todo, ¡construir conocimiento requiere participación!

Y tú, ¿cómo percibes las metodologías activas en tu práctica pedagógica?

Repasaré algunos puntos importantes con algunas preguntas para la reflexión:

  • Planeación: ¿planeas y segmentas las fases de la aplicación teniendo en cuenta el tiempo para cada una?
  • Diagnóstico: ¿tú y tus estudiantes hacen una lluvia de ideas estimulando el pensamiento divergente?
  • Dinámica: ¿los estudiantes participan en dinámicas integradoras que estimulan el pensamiento convergente?
  • Responsabilidad compartida: ¿los estudiantes crean y deciden contigo, estimulando la colaboración, la cooperación y el intercambio?
  • Evaluación: ¿tú y tus estudiantes evalúan la efectividad y eficiencia del sistema de evaluación, estimulando la corresponsabilidad y la visión sistémica?
  • Tecnología: ¿utilizas plataformas digitales?

En los epígrafes, como pudimos ver, son recursos eficientes no solo para el ahorro de tiempo, sino también para la mejora de la forma en que los estudiantes evalúan, porque promueven:

  1. Equidad - evaluación justa y coherente.
  2. Clasificación - niveles de rendimiento.
  3. Transparencia - Los estudiantes pueden verlos primero.
  4. Optimización - criterios predefinidos.

No olvides que las experiencias de aprendizaje son afectivas, materiales y sociales. Una buena planeación con metodologías activas debe incluir empoderamiento (percepción de pertenencia e interdependencia), autonomía (ejercicio de la toma de decisiones) y creatividad (conecta conocimiento y personas).

¡Hasta el próximo post!

Referencias

BACICH, Lilian ; MORAN, José. Metodologias ativas para uma educação inovadora: uma abordagem teórico-prática. Porto Alegre : Penso, 2018.

BERBEL, Neusi A. N. As metodologias ativas e a promoção da autonomia de estudantes. Disponível em: <https://www.academia.edu/32248751/As_metodologias_ativas_e_a_promo%C3%A7%C3%A3o_da_autonomia_de_estudantes_Active_methodologies_and_the_nurturing_of_students_autonomy>. Acesso em: 17 fev. 2022.

Gerenciamento de rubricas. 11 de agosto, 2020. Disponível em: < https://community.brightspace.com/s/article/Gerenciamento-de-rubricas-1717318973>. Acesso em 17 mar. 2022.

PALLOFF, Rena M. O aluno virtual: um guia para trabalhar com estudantes on-line. Porto Alegre : Artmed, 2004.

 

<strong>Kassandra Carvalho</strong> | Coordinadora pedagógica
Kassandra Carvalho | Coordinadora pedagógica Pearson Higher Education LATAM

Pedagoga; maestría en educación; especialista en nuevas tecnologías y en gestión de la educación a distancia. Su enfoque está en la formación continua del profesorado.

Déjanos un comentario

Suscríbete a nuestro blog

y entérate de todas las novedades