5 aplicaciones de la inteligencia artificial en la educación

aplicaciones de la inteligencia artificial en la educacion Educacion del futuro

La inteligencia artificial aplicada en la educación se ha convertido en uno de los recursos tecnológicos más rentables para las instituciones educativas de todos los niveles.


Índice de Contenido

  1. La inteligencia artificial trabaja con algoritmos
  2. La inteligencia humana usa procesos sinápticos
  3. Inteligencia Artificial en la educación: la tendencia que marcará el futuro
  4. ¿Cómo ayuda la Inteligencia Artificial a optimizar las clases?
  5. 5 aplicaciones de la Inteligencia Artificial en la educación
    5.1 Asesoría virtual sin intervención humana
    5.2 Gestores de evaluación para diseñar exámenes con IA
    5.3 Registro y evaluación personalizada del aprovechamiento académico
    5.4 Fortalecer la educación personalizada a través del crowdsourcing
    5.5 Apoyo de la IA para diseñar material didáctico personalizado

¿Sabes cómo ha avanzado la inteligencia artificial en el sector educativo? Descubre 5 formas inteligentes de aplicar esta tecnología en tu institución educativa.

Hoy en día existen tantos tipos de inteligencia artificial y conceptos distintos, que resulta difícil saber cuál es la definición correcta. Ya que es un tema muy extenso, lo mejor es hacer caso a lo que dicen los expertos.

La IA es habilidad de los ordenadores para hacer actividades que normalmente requieren inteligencia humana. - Lasse P. Rouhiainen, experto en IA y Blockchain.

 

El objetivo de la IA es que los ordenadores hagan la misma clase de cosas que puede hacer la mente. - Margaret A. Boden, experta en Informática y autora del libro Inteligencia Artificial.

Podemos notar que ambas definiciones coinciden en que la inteligencia artificial busca realizar procesos similares a los de un ser humano, es decir, su “mente” está diseñada para pensar con autonomía.

Pero ¿realmente la inteligencia artificial puede “pensar” como nosotros? Según los expertos, aunque existen sistemas avanzados que pueden imitar a los humanos, hasta el momento no existen máquinas que puedan razonar como nosotros, ya que nuestros procesos cognitivos son distintos.

La inteligencia artificial trabaja con algoritmos

inteligencia artificial en la educacion aplicaciones

Esto quiere decir que se vale de instrucciones secuenciales que determinan sus acciones. Con cada orden programada, la IA guarda un registro de sus resultados y usa esos datos como referencia para “cambiar de opinión” sin repetir el mismo patrón de conducta. Esto nos da la impresión de que razona por sí misma, pero en realidad solo está siguiendo una línea de instrucciones.

La inteligencia humana usa procesos sinápticos

Nuestro cerebro sigue siendo la máquina más compleja que existe, ya que no se limita a obedecer algoritmos, sino que responde a conexiones sinápticas mucho más complejas. Estos impulsos son transmitidos a las células mediante neurotransmisores y son procesados por el cerebro para enviar instrucciones al cuerpo y la mente.

Las computadoras no se enamoran, ni se enojan o ríen y, aunque las películas Sci-Fi han popularizado la idea de que ya existe una inteligencia artificial capaz de sentir y razonar al igual que los humanos, la realidad es que aún falta mucho para alcanzar esa tecnología.

La buena noticia es que los avances de la inteligencia artificial han sido notables en otros aspectos, sobre todo en el desarrollo de tecnología aplicada a sectores tan importantes como la educación.

Poco a poco, la inteligencia artificial se ha convertido en el mejor aliado de los docentes y alumnos en sus clases, así como de las instituciones para optimizar sus procesos pedagógicos y administrativos. Actualmente, los sistemas artificiales se enfocan más en impulsar la calidad del aprendizaje en varios aspectos cómo:

  • Generar registros y perfiles de estudiantes para dar una educación personalizada.
  • Automatizar procesos repetitivos que requieren poca intervención humana.
  • Generar nuevas dinámicas de interacción entre los humanos y las TIC.
  • Planificar y diseñar nuevas estrategias y competencias digitales a partir de análisis inteligentes.

Te puede interesar: 👉 Educación virtual es la mejor inversión para la educación superior

En menos de una década, la relación entre la tecnología y la educación se ha vuelto cada vez más estrecha e indispensable, y todo parece indicar que la inteligencia artificial ya se considera uno de los principales recursos para la innovación del aprendizaje.

Así como la educación a distancia ha crecido exponencialmente en los últimos años, gradualmente la inteligencia artificial tendrá una mayor presencia en la aplicación de programas, sistemas y herramientas esenciales para el proceso de aprendizaje.

Inteligencia Artificial en la educación: la tendencia que marcará el futuro

En 2019, la UNESCO publicó el Consenso de Beijing sobre la inteligencia artificial y la educación. Este es el primer documento histórico que propone consejos y recomendaciones sobre cómo sacar mayor provecho de las tecnologías de IA respecto a la Agenda 2030 de Educación. 

El consenso declara oficialmente la integración de la inteligencia artificial en la educación para hacer frente a los retos del aprendizaje en aspectos como los siguientes:

  1. Planificar políticas educativas para sacar el máximo provecho de la inteligencia artificial en la educación del presente y el futuro.
  2. Diseñar nuevos modelos educativos que integren la inteligencia artificial en el desarrollo de mejores servicios, recursos y herramientas educativas para un aprendizaje remoto más personalizado.
  3. Velar porque la IA beneficie a los docentes en lugar de reemplazarlos, creando programas que refuercen sus capacidades.
  4. Preparar a la próxima generación de profesionales con valores y competencias adecuadas para la vida y el trabajo en la era de la inteligencia artificial.

Promover el uso equitativo e inclusivo de la IA, eliminando las barreras de discapacidad, estatus social o económico, origen étnico o cultural o situación geográfica, haciendo hincapié en la igualdad de género y garantizando la utilización ética, transparente y verificable de los datos educativos.

Así como la UNESCO destaca la importancia de la inteligencia artificial en la educación, muchas escuelas en Latinoamérica ya apuestan por la innovación enfocada en esta tecnología, aplicando diversos recursos de IA en sus entornos de aprendizaje virtuales y presenciales. 

Te puede interesar: 👉 7 ideas para aplicar la realidad virtual en la educación

¿Cómo ayuda la Inteligencia Artificial a optimizar las clases?

inteligencia artificial en la educacion herramientas para docentes

Muchas de las actividades docentes son de carácter administrativo y pueden ser automatizadas con facilidad, pero la inteligencia artificial va mucho más allá. Sus recursos pueden ayudar a realizar con éxito otras actividades directamente relacionadas con el proceso de enseñanza-aprendizaje cómo las siguientes:

  1. Calendarizar anuncios y eventos para su distribución masiva entre los estudiantes.
  2. Programar chatbots de gestión y atención a los alumnos.
  3. Optimizar las búsquedas de contenidos académicos para el diseño de clases.
  4. Revisar, calificar y evaluar grandes cantidades de exámenes y otras pruebas no numéricas como ensayos.
  5. Gestionar perfiles personalizados por alumno para llevar un diagnóstico y control puntual de su aprovechamiento.
  6. Aplicación de evaluaciones remotas.
  7. Obtener datos estadísticos para analizar y diagnosticar la situación académica de los alumnos para tomar mejores decisiones.

5 aplicaciones de la Inteligencia Artificial en la educación

aplicaciones inteligencia artificial en la educacion

Cuando hablamos de la aplicación de la inteligencia artificial en la educación, lo primero que nos viene a la cabeza es la capacidad de automatizar procesos. Aunque este es uno de los usos más recurrentes, en realidad su potencial y sus beneficios son mucho más amplios.

Es por eso que en esta ocasión vamos a hablar de 5 maneras en que podemos aplicar la inteligencia artificial en la educación, favoreciendo a los alumnos, padres de familia, docentes y personal administrativo.

1. Asesoría virtual sin intervención humana

Hace diez años esto parecería un recurso de ciencia ficción, pero hoy es posible ofrecer asesoría virtual y personalizada a los estudiantes. En varias escuelas de Latinoamérica ya se está implementando el uso de asistentes administrativos basados en inteligencia artificial.

Muchas instituciones educativas en Latinoamérica ya trabajan en el diseño de estos asistentes virtuales capaces de resolver de manera personalizada cualquier duda o problema de los estudiantes. Pero ¿cómo funciona esta tecnología?

Se hace mediante un software de inteligencia artificial, conocido como chatbot. Para generar conversaciones realistas, este software se alimenta de información real, precisa y relevante proporcionada por la comunidad académica.

A continuación, un ejemplo de asesoría virtual:

  • Los alumnos tienen dudas respecto a la fecha en que recibirán los resultados de su evaluación. 
  • El chatbot puede configurarse para responder a la pregunta: resultados de la prueba de inglés.
  • El chatbot puede solicitar el nombre del profesor y grupo o materia, para con esos datos seleccionar la fecha en que se publicarán los resultados. Incluso, puede proporcionar un enlace para verlos si ya están publicados. 

ebook innovacion en bibliotecas

2. Gestores de evaluación para diseñar exámenes con IA

Uno de los procesos más exhaustivos para un docente es la aplicación y calificación de pruebas y exámenes. Una actividad que, en la mayoría de los casos, tiende a ser repetitiva y puede consumir mucho tiempo que podría aprovecharse de mejor manera.

Mediante la inteligencia artificial, las instituciones pueden aplicar evaluaciones a los alumnos de manera más automatizada, segura y eficiente. De esta forma, también es más sencillo para el docente calificar con un alto grado de precisión. Más allá de utilizar un programa que arroje un resultado numérico, hablamos de sistemas inteligentes que puedan evaluar, detectar anomalías, ofrecer estadísticas e incluso hacer cálculos valorativos.

Esto es posible gracias a plataformas digitales como TestBench, un gestor de evaluación basado en inteligencia artificial que nos permite generar bancos de preguntas cambiando de forma aleatoria los reactivos dentro del examen, ajustándose a las asignaturas y contenidos de cada institución.

[COLUMNA DE OPINIÓN] 👉 Metodologías activas de evaluación para estudiantes de educación superior

3. Registro y evaluación personalizada del aprovechamiento académico 

Llevar un registro y control del aprovechamiento académico de los alumnos es un proceso que puede ser tan agotador como la evaluación de pruebas, e incluso puede volverse más complejo si se pretende hacer de forma personalizada.

Los programas de inteligencia artificial para el análisis y gestión del aprendizaje permiten llevar un control de los avances de los estudiantes, registrando de manera detallada sus progresos a partir de variables como el número de aciertos en una prueba, el tiempo de resolución y la recurrencia de error en determinadas preguntas.

De esta manera, estos sistemas le permiten al docente obtener un diagnóstico en tiempo real sobre las fortalezas, debilidades y áreas de oportunidad de los alumnos a partir de los datos recolectados y procesados en un formato de reporte.

newsletter hed ha

4. Fortalecer la educación personalizada a través del crowdsourcing

El crowdsourcing es un término creado por el periodista Jeff Howe y se refiere a la capacidad de generar entornos colaborativos diseñados para que las personas puedan trabajar en la resolución de una o varias actividades, aportando ideas y recursos de todo tipo.

Sistemas como Brainly o Quora se han hecho muy populares por su capacidad para convocar a una gran cantidad de personas de todo el mundo que aportan ideas en torno a un tema en específico. 

En el caso de Brainly, sus desarrolladores se han enfocado en crear un sistema que gradualmente determina el nivel de los usuarios y les permite acceder a preguntas de mayor complejidad, motivando en ellos el interés por elevar el aprendizaje autodidacta.

Te puede interesar: 👉 3 beneficios de la educación digital en las instituciones educativas

5. Apoyo de la IA para diseñar material didáctico personalizado

Aunque los docentes tengan las mejores intenciones para mejorar sus clases, debemos considerar que no siempre cuentan con el tiempo o los recursos para atender las necesidades didácticas de cada alumno de forma personalizada.

Actualmente, podemos contar con inteligencia artificial para acceder a contenido diseñado específicamente para un grupo o un alumno en particular. Empresas como Content Technologies trabajan desde hace años en la creación de inteligencia artificial capaz de determinar cuáles son los contenidos, recursos y herramientas más adecuadas para determinado perfil. 

Desde aplicaciones hasta libros de texto y contenido multimedia, esta IA determina qué materiales tendrán un mayor impacto pedagógico en nuestro estudiante objetivo. Otros sistemas similares pueden incluso elaborar pruebas de forma automática a partir de contenidos previos, reduciendo el tiempo de elaboración de exámenes hasta en un 80%. 

Ahora que ya conoces algunas de las aplicaciones más importantes en la educación, ¿qué te ha parecido esta información? ¿ya cuentas con un sistema de IA en tu institución? 

Si aún no cuentas con un sistema de evaluación en línea basado en inteligencia artificial, te invitamos a conocer TestBench: un robusto banco de evaluaciones en línea que cuenta con un portafolio de reactivos de opción múltiple tanto para contenidos generales como específicos. 

Su avanzado sistema de inteligencia artificial permite generar exámenes con preguntas aleatorias de forma dinámica, con secciones que cambian las preguntas de la prueba según sus necesidades, además de garantizar la máxima seguridad durante el proceso.

evaluaciones en linea con inteligencia artificial

Referencias

Benítez, R., Escudero, G., Kanaan, S., & Rodó, D. M. (2014). Inteligencia artificial avanzada. Editorial UOC.

Boden, M. A. (2017). Inteligencia artificial. Turner.

Padilla, R. D. M. (2019). La llegada de la inteligencia artificial a la educación. Revista de Investigación en Tecnologías de la Información: RITI, 7(14), 260-270.

Rouhiainen, L. (2018). Inteligencia artificial. Madrid: Alienta Editorial.

León Rodriguez, G. D. L. C., & Viña Brito, S. M. (2017). La inteligencia artificial en la educación superior. Oportunidades y Amenazas.

 

Déjanos un comentario

Suscríbete a nuestro blog

y entérate de todas las novedades