4 formas de incluir la tecnología en la educación universitaria

formas de incluir la tecnologia en la educacion universitaria Educacion del futuro

Utilizar la tecnología educativa de forma inteligente en la nueva realidad que viven los universitarios es una estrategia competitiva.


Índice de Contenido

  1. NTIC, NTIT, y NTICX
  2. 4 términos importantes en la tecnología en la educación 
    2.1 Tecnologías de la Información y la Comunicación
    2.2 Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación
    2.3 Nuevas Tecnologías de la Información y la Telecomunicación
    2.4 Nuevas Tecnologías para la Información, la Comunicación y la Conectividad
  3. 4 formas inteligentes de usar la tecnología en la educación universitaria
    3.1 Conectividad 360
    3.2 Aprendizaje colaborativo
    3.3 Flexibilidad y diversidad en el proceso de aprendizaje
    3.4 Contenidos digitales: Menos gastos, mayor inversión

La tecnología en la educación ha traído cambios muy relevantes, pero también innumerables retos para los docentes y para las instituciones. El auge de las clases remotas y de los entornos virtuales de aprendizaje han generado una carrera por la innovación que nos obliga a permanecer en un estado de actualización permanente.

En la educación universitaria se pueden apreciar los cambios más radicales en cuanto al uso de herramientas tecnológicas y en la digitalización del contenido cada vez más populares a escala global. De aquí surge la pregunta: ¿realmente sabemos cómo aplicar eficientemente estos recursos para sacarles el máximo provecho?

Saber adaptarse a los rápidos cambios en la educación superior ya es una prioridad del presente y el futuro inmediato. Te invitamos a descubrir 4 formas inteligentes de integrar la tecnología en tu universidad e impulsar el aprovechamiento académico de tus estudiantes.

NTIC, NTIT, y NTICX: la evolución de las TIC en la educación, ¿las conoces?

tecnologia educativa en la educacion superior

Hace más de medio siglo que el aprendizaje dejó de ser un proceso sistemático. El uso de la tecnología en la educación ha causado tal revolución, que ha dejado atrás la vieja dinámica unidireccional, aquella en donde el profesor dictaba cátedra mientras que el alumno recolectaba información estática y poco significativa.

Se habla mucho del proceso de aprendizaje centrado en el alumno, de la necesidad de hacer que este se convierta en el actor principal en la construcción de su propio conocimiento. Sin embargo, el nuevo paradigma de la era digital ha integrado una nueva constante: el trabajo colaborativo a través de los recursos tecnológicos.

En efecto, el nuevo paradigma educativo va más allá de centrar el aprendizaje en el alumno. Ahora, la tecnología en la educación ha impulsado el trabajo colaborativo a distancia, generando una nueva manera de construir conocimiento colectivo.

Esta revolución pedagógica surgió a partir del uso de la tecnología en la educación; sin embargo, para entender su proceso es necesario conocer 4 conceptos clave del uso de las tecnologías de la información y la comunicación. ¡Sigue leyendo!

4 términos importantes en la tecnología en la educación 

tecnologias de ensenanza

1. Tecnologías de la Información y la Comunicación: TIC

El término surgió en el año 2000, y fue creado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y se definen como:

Un conjunto de sistemas necesarios para administrar la información, especialmente los ordenadores y programas necesarios para convertirla, almacenarla, transmitirla y encontrarla.

A principios del milenio, las TIC servían como un recurso complementario, es decir que daban soporte a las clases presenciales y a los primeros prototipos de educación a distancia, pero no representaban —todavía— una herramienta de transformación académica.

Ejemplos de TIC: dispositivos de almacenamiento (CD-ROM, USB) ordenadores, desarrollo de software, ofimática. Mensajería (Chats, MSN, correo electrónico).

2. Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación: NTIC

Se les denomina “nuevas tecnologías” porque se les asocia con una renovación de los recursos anteriores: su objetivo es mejorar las funciones y eliminar fallos o deficiencias de las TIC.

Las NTIC están más enfocadas a la gestión de la información y la optimización de procesos de su antecesora para mejorar su desempeño. Por ejemplo, renovar el servicio de mensajería por chats multidinámicos que permitan la transferencia de archivos y videollamadas.

Otros ejemplos de NTIC: Compresión y digitalización de contenidos para mejorar la calidad de archivos multimedia. WEB 2.0 y 3.0, y la actualización de software enfocada en la educación. 

[Columna de opinión] 👉 Metodologías activas de evaluación para estudiantes de educación superior

3. Nuevas Tecnologías de la Información y la Telecomunicación: NTIT

Es el resultado de agrupar las TIC y las NTIC, dando como resultado un conjunto de tecnologías enfocadas en la telecomunicación con perspectiva social. Como señala el filósofo Javier Echeverría, que las NTIT “posibilitan la creación de un nuevo espacio social para las interrelaciones humanas”.

Ejemplos de NTIT: plataformas de educación a distancia (MOOC, LMS), entornos cien por ciento virtuales, educación basada en el metaverso, y recursos de intercomunicación sincrónica.

[INFOGRAFÍA GRATIS] 👉 4 tecnologías esenciales para implementar el metaverso en educación

4. Nuevas Tecnologías para la Información, la Comunicación y la Conectividad: NTICx

La evolución final de las TIC recae en estas nuevas tecnologías, donde la palabra clave es “conectividad”, ya que las NTICx concentran toda su tecnología en la interconexión. Recordemos que en la última década todos los recursos digitales tienen la cualidad de mantenernos “en línea” constantemente. 

Ejemplos de NTICx: redes sociales, apps y programas diseñados para facilitar la interacción colectiva (comunicación colectiva entre cientos y a veces miles de usuarios). 

Ahora que conoces mejor la evolución de las tecnologías de las TIC enfocadas a la educación, será más fácil determinar qué tipo de recursos necesitamos en nuestra institución educativa, y la forma en que podemos aprovecharla eficientemente.

4 formas inteligentes de usar la tecnología en la educación universitaria

La educación superior representa la meta final del ciclo de formación académica. En esta etapa los estudiantes requieren de todas las herramientas a su alcance para incrementar los resultados de su formación profesional.

Las Instituciones de Educación Superior (IES) que quieran sobresalir en esta nueva realidad educativa (donde la tecnología se ha vuelto un recurso fundamental), deberán ofrecer a sus estudiantes las mejores herramientas para ser más competitivos y destacar en el mercado laboral. 

banner soluciones educativas pearson higher education

Como sabemos, en los últimos dos años la nueva realidad social destacó por un aislamiento mundial que cambió las dinámicas de aprendizaje. Aunque muchas IES se mantuvieron a la vanguardia adquiriendo recursos tecnológicos, el siguiente reto consistió en capacitar al personal docente y a los estudiantes para agilizar el proceso de adaptación a las nuevas modalidades de aprendizaje a distancia.

1. Conectividad 360

Si los estudiantes no van a la universidad, la universidad deberá ir los estudiantes: este es un requisito indispensable para que la tecnología se convierta en la mejor aliada de la universidad.

La tecnología es social y la sociedad es tecnológica.

Decía Eudald Espluga, Máster en Comunicación, en su obra “No seas tú mismo”, y con ello quiere destacar que para las nuevas generaciones no hay una frontera definida entre el mundo físico y el mundo tecnológico. 

La hiperconectividad es parte de la realidad que viven los jóvenes actualmente, y la universidad tiene que generar las condiciones tecnológicas para estar presente en esa realidad.

Una estrategia eficaz para mantener a los estudiantes interconectados con la universidad es establecer puntos de enlace entre sus dispositivos y la institución: utilizar plataformas de gestión de aprendizaje (LMS) con compatibilidad móvil, así como recursos multimedia que puedan tener al alcance de su mano; por ejemplo, repositorios de cursos y acceso a una Biblioteca Virtual que puedan consultar en cualquier dispositivo. 

2. Aprendizaje colaborativo

Como ya se ha comentado anteriormente, el confinamiento provocado por la pandemia trajo consigo un grado de aislamiento que no se había visto jamás en la historia. Sin embargo, esto motivó que la educación a distancia buscara mecanismos para que la interacción a distancia entre los estudiantes fuese amigable y generara resultados positivos.

A diferencia de los primeros prototipos de educación virtual, donde los recursos de interconexión eran muy limitados, ahora la tecnología nos ofrece una gran variedad de herramientas para que los estudiantes puedan trabajar en proyectos conjuntos y construir —como lo mencionamos al principio— un conocimiento colectivo, mucho más sólido y enriquecido con la participación de todos.

Para lograr la participación grupal de los estudiantes, es recomendable utilizar una plataforma de aprendizaje intuitiva, que cuente con los recursos necesarios para facilitar la transferencia de contenidos, pero además, que ofrezca una experiencia de “cercanía virtual”.

Te puede interesar: 👉 Educación virtual es la mejor inversión para la educación superior

3. Flexibilidad y diversidad en el proceso de aprendizaje

Ofrecer varias opciones educativas es una de las mejores maneras de evitar la deserción de los estudiantes universitarios. 

Sabemos que la educación completamente virtual es una gran alternativa, aunque hay quienes aún prefieren las clases presenciales, o bien, asistir a ambas modalidades. Para estos casos el modelo híbrido en educación es la mejor alternativa, ya que ofrece la flexibilidad adecuada para que los estudiantes universitarios puedan estudiar a su ritmo. 

El sistema híbrido recoge lo mejor de ambas modalidades: por un lado, la interacción presencial agiliza la comunicación y el intercambio de ideas. Optimiza la colaboración y permite a los estudiantes desarrollar habilidades socioemocionales que son muy apreciadas en el mundo laboral.

habilidades blandas para universitarios

Por otro lado, la modalidad a distancia les da la oportunidad de manejar su ritmo de aprendizaje y aprovechar mejor su tiempo. Además, aprenderán a trabajar de forma colaborativa desde cualquier parte, lo que les permitirá desarrollar habilidades como la interdependencia. 

Con una plataforma de aprendizaje adecuada, es posible gestionar el trabajo de los estudiantes en su modalidad virtual y presencial, haciendo que el alumno pueda crecer académicamente y enriquecerse con los beneficios de ambos sistemas.

4. Contenidos digitales: Menos gastos, mayor inversión

tecnologia educativa en la universidad

En el pasado era muy frecuente que tuviéramos que hacer muchos sacrificios para comprar libros o instrumentación para hacer prácticas de laboratorio. Actualmente, la tecnología nos permite prescindir de esos gastos y enfocarnos en el proceso académico.

Poder contar con libros y contenidos multimedia de forma virtual ha hecho que las bibliotecas digitales se conviertan en un recurso más rentable, tanto para las universidades como para los alumnos.

Asimismo, las prácticas de laboratorio que en el pasado requerían de instrumentos y material costoso, ahora se pueden realizar a distancia con la misma precisión que en su versión presencial, y al igual que con la Biblioteca Digital, el laboratorio virtual representa un enorme ahorro de recursos, principalmente económicos.  

El uso de la tecnología en la educación ya no es una alternativa: actualmente representa el recurso más importante para incrementar el aprovechamiento académico de los alumnos de nivel superior, además de impulsar la competitividad y el posicionamiento de la institución educativa.

De hecho, la prioridad de las universidades hoy en día se centra en adaptar sus contenidos y dinámicas de aprendizaje a los nuevos modelos de enseñanza que combinan las innovaciones pedagógicas con las necesidades del mercado laboral del futuro.

Si quieres conocer sobre lo más avanzado en tecnología de la educación, pruebe la Biblioteca virtual de Pearson de forma gratuita durante 15 días y proporcione verdaderas experiencias de aprendizaje digital para tus estudiantes universitarios.

¡GRATIS POR 15 DÍAS!

Referencias:

Bustos Rabanal, J., Palma Osses, J., Sandoval Valdevenito, C., Castro Torres, C., & Navarro Vega, M. (2020). Estudio de las habilidades TIC en el siglo XXl. Reflexiones sobre la escuela del futuro (Doctoral dissertation, Universidad Católica de la Santísima Concepción).

Calandra Bustos, P., & Araya Arraño, M. (2009). Conociendo las TIC. Universidad de Chile, Facultad de Ciencias Agronómicas.

Echeverría Ezponda, Javier, et al. Educación y tecnología telemáticas. Revista iberoamericana de educación, 2000.

 

Déjanos un comentario

Suscríbete a nuestro blog

y entérate de todas las novedades