Habilidades sociales: identifica y potencia el talento en tu empresa

Habilidades sociales para potenciar el talento en la empresa Empresas

Las habilidades sociales son parte de las llamadas habilidades blandas o soft skills, y son igual de importantes para el éxito que los conocimientos “duros” en cualquier contexto laboral que implique interactuar con otras personas. 


Las habilidades sociales no tienen que ver con el conocimiento técnico, sino con el carácter y las actitudes. Por lo tanto, marcan la diferencia en el rendimiento entre dos colaboradores que están igual de preparados a nivel académico o que tienen una experiencia similar en la industria. 

Esto incluye todas las actividades en la categoría de trabajo en equipo, ventas, servicio al cliente, gestión de personal, negociación, etc. De hecho, son muy pocos los puestos que no demandan soltura y dominio de ciertas habilidades sociales, y mientras más relacionada está la posición con el liderazgo interno y la interacción con el público, mayor será la exigencia en este aspecto.

Habilidades sociales y talento potencial: un territorio para descubrir a tus colaboradores más valiosos

hombre-talentoso-en-trabajo

Hoy revisaremos algunos ejemplos típicos que nos permiten identificar las habilidades sociales en nuestros colaboradores, así como la importancia del concepto de talento potencial para una mejor gestión de recursos humanos con base en las habilidades blandas

Generalmente, los talentos humanos se dividen en tres dimensiones:

  • Talentos evidentes: son aquellos de los cuales existe conciencia plena tanto por parte del individuo como de las personas que lo rodean. Por ejemplo, los talentos evidentes que buscamos en un gerente de proyecto se relacionan con el dominio técnico de su área, pero también con habilidades de liderazgo que debe poder demostrar a través de su currículum, su experiencia y sus recomendaciones. 
  • Talentos potenciales: son aquellos de los que el individuo es medianamente consciente, pero aún no están plenamente desarrollados, principalmente porque el entorno aún no fomenta que se evidencien y fortalezcan más. Por ejemplo, un colaborador en un puesto de bajo rango podría tener excelentes habilidades potenciales de liderazgo que con el entrenamiento adecuado serían muy provechosas para la empresa. 
  • Talentos ocultos: son aquellos de los que el individuo no es consciente, ya que nunca ha tenido la oportunidad o la necesidad de ponerlos a prueba. Suelen manifestarse en situaciones completamente nuevas e inesperadas. 

Según la teoría del aprendizaje social de Albert Bandura, todos tenemos ciertas predisposiciones comportamentales innatas, pero la consolidación de cualquier habilidad está fuertemente moldeada por los estímulos positivos o negativos que recibimos del entorno. 

En un escenario laboral, esto significa que todas las personas van a mostrar distintas habilidades sociales incipientes, sin embargo, a menos que dichas conductas sean reconocidas, retroalimentadas y reforzadas por el medio, difícilmente se consolidarán y alcanzarán su máximo potencial.

Por esta razón, el territorio del talento potencial es uno de los más fértiles para las organizaciones que quieren impulsar el crecimiento interno de sus colaboradores. Por ello es importante que los tomadores de decisión sepan identificar las señales más comunes de las habilidades sociales en situaciones cotidianas de convivencia laboral.

10 ejemplos de habilidades sociales

A continuación, te damos 10 ejemplos de las habilidades sociales más comunes, así como otras formas en que se manifiestan en su dimensión potencial. Dicho de otra manera, cómo reconocerlas cuando no son tan evidentes, para tomar mejores decisiones al momento de ascender o cambiar de área a un colaborador. 

  1. Adaptación

    icono-responsabilidadEs la capacidad de ser flexibles en situaciones que cambian de manera imprevista, sin dejar que las resistencias psicológicas al cambio ni el estrés obstaculicen la productividad. Por ejemplo, un empleado adaptable mostrará más interés en conocer las necesidades y particularidades de la nueva situación, que en quejarse de que lo han sometido a un cambio abrupto. 


    Esta habilidad es muy deseable para toda clase de proyectos en entornos VUCA (Volátiles, Inciertos, Complejos y Ambiguos).

  2. Trabajo en equipo

    icono-trabajo-equipoEs la habilidad de colaborar en sinergia con otras personas, comprendiendo cómo afecta nuestro trabajo al trabajo de los demás. Por ejemplo, un empleado al que no le pesa hacer un esfuerzo para que el resto de sus compañeros puedan avanzar más rápido, y que sabe delegar y no permite que el trabajo se retrase por no confiar en las capacidades de sus colegas. 


    Los perfiles con esta habilidad se desarrollan mucho mejor en contextos en los que el rendimiento general de un equipo es más importante que los resultados individuales.

  3. Comunicación

    icono-lenguajeEs la capacidad de transmitir un mensaje causando el efecto deseado en el interlocutor. Por ejemplo, un líder de equipo que a diferencia de otros, logró comunicar a su personal cambios profundos en la estructura organizacional sin generar resistencias o incertidumbres contraproducentes. 


    La habilidad para comunicar es especialmente valiosa en áreas como la atención al cliente, el marketing y la gestión de recursos humanos.

  4. Escucha activa

    icono-escucharUna cosa es transmitir adecuadamente un mensaje y otra es interpretar correctamente el mensaje que nos transmiten los demás tomando en cuenta no solo sus palabras, también su lenguaje no verbal y el contexto de la comunicación. Por ejemplo, un colaborador que es muy bueno leyendo “entre líneas” las demandas verdaderas de los clientes enojados está demostrando tener escucha activa. 


    Esta habilidad es fundamental en todas las situaciones de conflicto interpersonal, intereses encontrados o diferencia de opiniones.

     

  5. Negociación

    iconos-liderazgo-compartidoLa negociación es una habilidad dinámica de alto nivel que depende en buena medida de la comunicación asertiva y de la escucha activa. 


    Por ejemplo, un ejecutivo de servicio que no solo identifica cuál es la verdadera molestia de un cliente detrás de un reclamo aparentemente desproporcionado, sino que además puede proponer de la mejor manera soluciones congruentes tanto con las necesidades de la empresa como del usuario, incrementando las posibilidades de que el cliente acepte y quede satisfecho. 


    La negociación es una habilidad fundamental en los negocios (de hecho, por eso se llaman así), y vale la pena colocar a nuestros mejores negociadores en posiciones estratégicas de crecimiento y gestión de crisis frente al público de interés más importante (inversores, clientes potenciales, instituciones de gobierno, etc).

  6. Liderazgo

    icono-delegar-tareasEl liderazgo es la capacidad de influir en los demás y motivarlos a que tomen determinadas líneas de acción. Por lo general, los líderes potenciales a quienes debes poner atención son esas personas carismáticas que se han ganado la confianza de la mayoría de sus colegas. 


    Puedes identificar señales de liderazgo en un empleado que logra organizar y echar a andar planes extraoficiales que involucran a sus compañeros. Por ejemplo, una estrategia en equipo para terminar antes el trabajo y no tener que ir el fin de semana. O quizá es esa persona a quien los demás siempre se acercan para resolver dudas y pedir consejo. 


    Sobra decir que esta es la habilidad más importante en la gestión de equipos de alto desempeño.

  7. Iniciativa

    icono-fuerzaTener iniciativa significa que no esperamos recibir indicaciones puntuales para comenzar a adelantar nuestro trabajo o a implementar metodologías más eficientes. Por ejemplo, un empleado con iniciativa es ese que se acerca al gerente para proponerle un sistema de captura más rápido, o para señalar un riesgo potencial que necesita evitarse, aunque no sea estrictamente su responsabilidad.


    La iniciativa es totalmente necesaria en todas las áreas enfocadas a la innovación, por ejemplo la búsqueda de nuevos mercados, la optimización o el desarrollo de productos y servicios.

  8. Gestión de crisis

    icono-autonomiaGestionar una crisis significa mantener la calma y ser capaces de tomar las decisiones correctas cuando las cosas no van bien. Se trata de un liderazgo ligeramente distinto al tradicional, ya que suele tener menos que ver con la espontaneidad y el carisma, y más con la previsión de riesgos y el apego a los procesos. 


    Puedes identificar esta habilidad en aquellos colaboradores que logran ver el panorama completo y prevenir dificultades mayores frente a problemas cotidianos. Por ejemplo, un empleado que en lugar de entrar en pánico durante un temblor logra organizar a sus compañeros para que desalojen el edificio en orden


    Esta habilidad es muy valiosa en proyectos relacionados con imagen corporativa, prevención y solución de problemas inesperados.

  9. Autonomía

    icono-honestidadLa autonomía se considera una habilidad social en el contexto laboral porque es altamente inspiradora y brinda un ejemplo claro del tipo de autogestión que se espera del resto de los empleados. 


    Un colaborador autónomo es ese que confía en sí mismo y no necesita esperar la retroalimentación para identificar y corregir sus áreas de oportunidad, y que no depende de la micro gestión ni de que lo presione un jefe para entregar todo su trabajo en tiempo y forma


    La autonomía es una soft skill clave en puestos que no están insertos en una dinámica jerárquica estricta, por ejemplo departamentos o proyectos de una sola persona o en los que no hay un líder específico que dirija a los demás.
  10. Humildad

    icono-valoresFinalmente, la humildad es el sano convencimiento de que, sin importar nuestros logros o nuestro puesto, no somos perfectos, infalibles ni mejores que los demás. 


    La falta de humildad frecuentemente lleva a personas en puestos gerenciales o directivos a cometer errores que le cuestan muy caro a la empresa. Por eso es importante asegurarnos de que junto con el liderazgo viene la capacidad de ser humildes. 


    Puedes identificar este rasgo en un colaborador cuando notas que jamás hace menos a otros empleados en posiciones más bajas, cuando compruebas que siempre está abierto a las sugerencias y que lejos de enojarse cuando le señalan un área de oportunidad, agradece la posibilidad de aprender y ser mejor.

Identificar habilidades sociales en el terreno del talento potencial es una gran manera de tomar mejores decisiones y ubicar a tus colaboradores y/o candidatos en las posiciones en donde puedan tener un mejor desempeño y crecimiento.



Referencias bibliográficas

Silzer, R. & Church, Allan. (2010). Identifying and assessing high-potential talent: Current organizational practices. 213-279. 

Alles, M. (2015). Diccionario de competencias. Vol. 1 (Nueva Edición): Las 60 competencias más utilizadas. Ediciones Granica.

Gil Flores, Javier (2007). La evaluación de competencias laborales. Educación XX1, 10,83-106. 1139-613X. Disponible en:  https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=70601006


Benítez R Jorge L.. (2007, agosto 15). Enfoques y clasificación de las competencias laborales. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/enfoques-y-clasificacion-de-las-competencias-laborales/

Déjanos un comentario

Suscríbete a nuestro blog

y entérate de todas las novedades