Atracción de talento: ¿fin del reclutamiento?

Talento humano

Estamos en una época enfocada en la atracción de talento donde el reclutamiento del personal ha evolucionado. Para atraer a los mejores, debemos adaptarnos a la actualidad. Descubre nuestros consejos.


¿En tu empresa ya manejan la atracción de talento dentro de su cultura laboral? Las empresas deben adaptar su forma de pensar en el tema de la contratación. Corren el riesgo de quedarse atrás en la carrera por captar el mejor talento empresarial.

Por ello, la forma tradicional de captar empleados – el reclutamiento – ha dado paso a nuevas técnicas. Estas técnicas están adaptadas al siglo XXI, estamos hablando de la atracción de talento o contratación proactiva.

Reclutamiento: una historia muy antigua

La adquisición de talento existe desde hace más tiempo del que se cree. Se define como el proceso de identificar y adquirir trabajadores cualificados para satisfacer las necesidades de tu organización. Las primeras formas de la profesión de reclutador o capataz se remontan al año 2.000 antes de Cristo.

Claro está que la atracción de talento, como la conocemos hoy en día, es de naturaleza muy diferente. La profesión ha florecido en el sector privado, ya que las empresas se han dado cuenta del gran esfuerzo que puede suponer la contratación y la dotación de personal.

>>> Te puede interesar: Pasos para motivar a los colaboradores y desarrollar líderes

Reclutadores, buscadores de recursos, profesionales de RRHH, directores de contratación. La combinación de estas potentes funciones constituye la adquisición de talento (AT). Por lo tanto, AT es la tarea organizativa de, sencillamente, encontrar a la persona adecuada para el trabajo. En un entorno corporativo y empresarial, a menudo se sitúa bajo el paraguas de los recursos humanos, e implica la búsqueda, la atracción, la entrevista, la contratación y la incorporación de los empleados.

Atracción de talento: cambiando paradigmas

Hay 3 elementos que están impulsando un cambio en la manera en la que las organizaciones y empresas están reclutando personal. A continuación las vamos a enumerar:

1. Cambios en el comportamiento de los candidatos

Los solicitantes de empleo actúan hoy en día más como consumidores. Los estudios nos dicen que el tiempo medio que tarda una persona que empieza un nuevo trabajo antes de empezar a buscar otras oportunidades es de nueve semanas, por lo que la gente está buscando constantemente puestos de trabajo al igual que los consumidores buscan constantemente coches o lavadoras.

>>>Te puede interesar: Tendencias de las soft skills en el mercado laboral

2. Competencia más dura que nunca

Los buenos candidatos saben que están en demanda, lo que significa que las tácticas para atraerlos deben ser diferentes. La demanda de buenos profesionales necesita que las empresas empleen técnicas de “seducción” que vayan más allá de un buen salario.

3. La «marca” del empleador

Gracias a las redes sociales, la cultura de la empresa puede influir enormemente en el tipo de candidato que atrae. Los candidatos realizan un proceso de investigación y estudio de sus potenciales empleadores, de la misma manera que hacen las empresas que quieren contratarlos.

Por estas razones, el nuevo paradigma es la atracción de talento y no el mismo reclutamiento. La clave de la contratación proactiva es estar en un lugar en el que la gente quiera trabajar, lo que significa estar en un lugar en el que la gente ame trabajar.

En pocas palabras, las empresas que cambien a un enfoque de contratación proactivo y atracción del talento, en lugar del enfoque de reclutamiento tradicional, obtendrán las recompensas de ser capaces de atraer a los mejores candidatos y, lo que es más importante, retenerlos durante más tiempo. Si no puedes atraer a los mejores, te convertirás en una empresa de categoría B.

Elementos clave de la atracción de talento empresarial

Para generar una contratación proactiva y moderna que atraiga talento, puedes optar por algunas estrategias:

  1. Mejorar la cultura de tu empresa y construir una marca de empleador sólida.
  2. Identificar a tus candidatos ideales y cómo llegar a ellos.
  3. Comprometerte con tu mercado objetivo y establecer una buena relación.

El éxito en la atracción de talento requiere un cóctel de estrategias y, aunque enfoques como los eventos de networking, los programas de recomendación, las redes sociales y los portales de empleo pueden ser eficaces, no son más que engranajes de una rueda mucho más grande que es la «marca de empleador».

Déjanos un comentario

Suscríbete a nuestro blog

y entérate de todas las novedades