Rutinas de pensamiento en el aula: haciendo visible la comprensión

  • Fecha de publicación: 6 de noviembre de 2022
Rutinas de pensamiento en el aula
Dirigidos a Maestros
Tiempo de lectura: 10 min.

¿Te has cuestionado alguna vez acerca de qué pensamientos ocurren en tus estudiantes durante la clase? ¿Será que están construyendo nuevos mapas mentales, acaso conectando conceptos? ¿Aprendiendo y aprehendiendo? ¿Puedes seguir sus procesos mentales?


¿Cómo sería una clase en donde los estudiantes fueran cada vez más conscientes de sus propios procesos de pensamiento?

 

Hacia una definición del pensamiento:

Comenzaré a relatar una experiencia de aula muy significativa. Trabajando en un grupo de estudiantes de profesorado de inglés, les presento una rutina de pensamiento a partir de una imagen surrealista, del artista brasileño Rob Gonsalves,* que me había llamado mucho la atención. Les propongo que comenten lo que allí ven.

sky_sea_books_birds_Rob_GonsalvesImagen tomada de Wallhere

De inmediato comienza la participación, observándose que, en las respuestas brindadas, aparecía recurrentemente el uso de la imaginación al referirse a la obra. “Me parece que estos libros son pájaros que buscan ir lejos”. “Creo que el autor quiere mostrar…” “Se siente un ambiente de paz”, entre otras respuestas.

Obviamente la pintura, por demás sugerente, logró que los participantes pusieran en primer plano sus emociones, sus ideas, conectando quizás con experiencias vividas. Pero en ningún caso, se hizo visible lo que se veía allí, concretamente.

Al repetir la consigna, nuevamente explicito que deben decir lo que allí ven, que focalicen su pensamiento en la objetividad. ¿Qué veo en la pintura?

Recién en ese momento, los estudiantes comenzaron a manifestar otro tipo de respuesta: “Veo libros” “Veo un cielo azul”, ahora conectando con lo concreto, con lo que allí estaba, y no con las interpretaciones personales.

A partir del ejemplo de esta rutina de pensamiento, cabe la pregunta: ¿por qué tendemos primero a interpretar y nos cuesta más ser objetivos?, ¿es que las emociones atraviesan el pensamiento?, ¿y esto ocurrirá siempre así?

Al definir el pensamiento, comenzaré citando la definición que brinda Oxford English Dictionary:

  1. Capacidad que tienen las personas de formar ideas y representaciones de la realidad en su mente, relacionando unas con otras.
  2. Parte del ser humano en la que se considera que se almacenan las ideas formadas por la mente.

Pareciera entonces que el pensamiento tiene mucho que ver con las representaciones que nuestra mente humana realiza de la realidad.

Todo esto nos muestra entonces por qué la idea de hacer visible el pensamiento es de gran importancia en el ámbito educativo. 

Volvemos entonces a la pregunta desde el punto de vista docente: ¿Cómo sé lo que mis estudiantes piensan acerca de…? ¿Qué ideas o representaciones se van construyendo en sus mentes cuando están en clase? 

Sin duda, sería interesante externalizar los procesos de pensamiento para que los estudiantes puedan tener mayor dominio sobre ellos.

Veremos entonces algunas estrategias específicas para fomentar una cultura de pensamiento (Culture of Thinking) a través de ciertas rutinas de pensamiento (thinking routines)

Tomaré como referencia el trabajo realizado por Ron Ritchhart, Mark Church, Tina Blythe y David Perkins, entre otros, acerca de la enseñanza para la comprensión.

¿Aprender a pensar?

Pero ¿tenemos que aprender a pensar? ¿Pensar no es una habilidad humana innata entonces?

Existen distintos tipos de pensamiento, algunos de los cuales nos son de especial utilidad a la hora de aprender nuevos conceptos. Pero, aun así, ¿debemos aprender a pensar?

La respuesta es: sí. Podemos aprender a desarrollar distintas estrategias de pensamiento que sean de utilidad ante diferentes escenarios o situaciones. Buscando una respuesta, podríamos decir que, al hacer el pensamiento visible, podemos ser más conscientes de nuestras estrategias de pensamiento para analizarlas y aprender de ellas. 

En una de mis clases, pedí a mis estudiantes que anotaran en un papelito lo que era para ellos pensar. Una vez colectados los papelitos, se pegaron en el pizarrón y comenzamos el análisis de las respuestas. 

Entre otras, mencionaré algunas de ellas: “es razonar” ,“es poder explicar lo que sé”, “es lo que hacemos al tomar una decisión” ,“es algo que hacemos todo el tiempo”.

Podríamos estimar entonces, que pocas veces nos cuestionamos lo que es pensar. Quizás lo tomamos como un proceso natural, o en el caso de la educación, algo que ocurre en la clase tras una pregunta, un problema a resolver, tomar una decisión, etc. 

Los autores anteriormente mencionados consideran que podemos “pensar con,” o “pensar acerca de". Trataré de ejemplificarlo de esta manera: Cuando pensamos “con”, resignificamos temas que han sido significativos para nosotros y utilizamos esa información para comprender otros temas. 

A diferencia, al pensar acerca de, no realizamos conexiones que nos permitan aprender otros contenidos o temas. Los autores han diferenciado en principio ocho tipos de pensamiento:

  1. Observar de cerca y describir qué hay allí
  2. Construir explicaciones e interpretaciones
  3. Razonar con evidencia
  4. Establecer conexiones
  5. Tener en cuenta diferentes puntos de vista y perspectivas.
  6. Captar lo esencial y llegar a conclusiones.
  7. Preguntarse y hacer preguntas
  8. Descubrir la complejidad e ir más allá de la superficie

El Aprendizaje Basado en el Pensamiento (TBL, por sus siglas en inglés) es una metodología que busca enseñar a los estudiantes a utilizar las destrezas de pensamiento dentro y fuera del aula.
Estas destrezas se interiorizan mediante el uso frecuente de mapas de la comprensión y organizadores gráficos, diseñados para ayudar a organizar y hacer visible distintos tipos de pensamiento.

mapa-de-la-comprension-modelo-vessEsquema del Mapa de la Compensión ( University of Harvard- Modelo Vess)
Descargar mapa de la comprensión

Dentro de este marco teórico, es fundamental el rol que juega el docente, quien utilizando diferentes metodologías que veremos más adelante, provoca, motiva, promueve el pensamiento visible.

Definir entonces el pensamiento visible, implica considerar una representación observable, que aporta al desarrollo cognitivo. Desde esta perspectiva, podríamos expresar que en TBL buscamos que los estudiantes sean “buenos pensadores”.

Haciendo el pensamiento visible en el aula

El concepto de pensamiento visible corresponde a un proyecto de investigación del Proyecto Zero de la Universidad de Harvard. Se busca, a través de esta concepción, saber qué y cómo están comprendiendo nuestros alumnos.

Este siglo nos demanda a los docentes un re-crear, co-crear, reflexionar y actuar. Nos encontramos viviendo un momento de transformación educativa, en donde se necesitan docentes que puedan desarrollar en las clases competencias que apunten a aprendizajes significativos, en el marco de un pensamiento profundo, es decir, un pensamiento centrado en la comprensión y el aprendizaje global.

Enseñar a pensar, requiere, además, un docente que sea consciente de los procesos de pensamiento que demanda su clase. Podríamos decir que es “pensar sobre el pensamiento”, o metacognición.

De esta manera, en el aula comienza a crearse una “cultura del pensamiento”.

¿Qué son y cómo se utilizan en el aula las rutinas de pensamiento?

 Las rutinas de pensamiento buscan ordenar las ideas, los pensamientos, favoreciendo una forma dinámica de trabajo en el aula en donde todos los estudiantes están involucrados. Se pueden trabajar en forma individual o en grupos.

El punto clave estará en generar buenas preguntas, o lo que se denomina también “preguntas generadoras”. Estas rutinas de pensamiento se pueden utilizar en cualquier disciplina que se esté enseñando, pues son factibles de modificación o adaptación por parte del docente.

Según Perkins, …”son patrones sencillos de pensamiento que pueden ser utilizados una y otra vez, hasta convertirse parte del aprendizaje”. Veamos algunos ejemplos:

  1. Veo - Pienso - Me pregunto (See - Think - Wonder)

    Con esta rutina los estudiantes podrán hacer observaciones detalladas, potenciando la curiosidad y anticipando lo que será un proceso de indagación.
    rutinas-de-pensamiento-see-think-wonderDescarga la plantilla Veo - Pienso - Me pregunto

    Se realiza en tres pasos:
    A). VEO (See): Pongo atención. ¿Qué veo?
    B). PIENSO (Think): ¿Qué es?, ¿Cómo es?, ¿Qué me parece?, ¿Lo puedo relacionar con algo?
    C). ME PREGUNTO (Wonder): ¿Por qué es así?, ¿Para qué me sirve?

  2. 3, 2, 1, Puente (3,2,1, bridge)

    Esta rutina ayuda a conectar los conocimientos previos con los nuevos conocimientos. Resulta interesante para pensar acerca de un concepto importante en el curso.

    rutinas-de-pensamiento-puenteDescargar planilla de puente

    Para comenzar, se deben pensar: 3 preguntas, 2 ideas y 1 imagen. Al final del período que se estipule por el docente (semana, bimestre, etc.) se “cruza el puente” con las nuevas preguntas, ideas e imágenes aprendidas.

  3. Color, símbolo, imagen (Color, symbol image)

    A través de esta rutina se busca captar la esencia de las ideas al ver o leer algo y representarla de forma no verbal a través de un color, un símbolo y una imagen. Es de utilidad para activar conocimientos previos.

    Ejemplo sobre la idea de: GATO

    Color / Colour Símbolo / Symbol Imagen /Image
    gato-icono-07

    gato-icono-08

    gato-icono-09

     

  4. Los puntos cardinales (Compass points)

    Consiste en organizar la clase en los cuatro puntos cardinales, para expresar su opinión respecto a un tema o para valorar cuánto saben de cierta temática.

    puntos-cardinales
    Cada punto cardinal tiene asignado un significado: el SUR indica total conformidad con la idea, el NORTE significa total desacuerdo, el ESTE, puede ser “no lo sé, pero creo que sí”, y el OESTE “no lo sé pero creo que no”. De esta forma se promueve el debate, el intercambio de opiniones, la argumentación, entre otros.

  5. ¿Qué te hace decir eso? (What makes you say that?)

    Esta rutina de pensamiento ayuda a los estudiantes a describir lo que ven o saben y se les solicita que construyan explicaciones.
    nina-pensando-rutinas-de-pensamientoPromueve el razonamiento basado en evidencia y, al compartirlo en la clase, favorece la comprensión de múltiples alternativas e interpretaciones.

Conclusiones

La idea de transformar la cultura del aula en una cultura de pensamiento, supone un desafío y a la vez una oportunidad tanto para docentes como para estudiantes.

Supone, además, transformar el lenguaje en un "lenguaje del pensamiento” en donde se expresan los procesos y los resultados del pensamiento, haciendo foco en la metacognición. Es de esperar entonces, que en las aulas se haga visible el pensamiento, de diferentes maneras a través de las rutinas de pensamiento.

Este artículo supone una introducción a los conceptos básicos de la cultura del pensamiento, presentando algunas de las tantas rutinas de pensamiento y considerando que, a partir de este enfoque, docentes y estudiantes puedan aprender a aprender y que el pensamiento se haga cada vez más visible en nuestras aulas. Esto nos llevará a comprender aún más a nuestros alumnos y sus procesos mentales. Pero lo más importante: cada estudiante podrá analizar asimismo sus propios procesos mentales.

<strong>Graciela Bilat</strong>;
Graciela Bilat Seris | Coordinadora de Inglés Ciclo Básico y Preuniversitario

Maestra egresada de IINN CFE y profesora de inglés. Se desempeña como profesora de didáctica de la enseñanza de inglés en C.F.E.

Bibliografía

Carpendale, J. y Lewis, C. (2004). Constructing an understanding of mind: The development of children’s social understanding within social interaction.
Flavell, J. (2000). Development of children’s knowledge about the mental world. International Journal of Behavioral Development,
Project Zero. 2010. Research projects: Visible thinking. Cambridge, MA: Harvard Graduate School of Education. www.pz.harvard.edu/Research/ResearchVisible.htm
Ruiz, M. H. (2020). ¿Cómo aprendemos? Una aproximación científica al aprendizaje y la enseñanza (1a edición). Editorial Graó.
Salmon, A. K. y Lucas, T. (2011). Exploring Young Children´s Conceptions About Thiking. Journal of Research in Childhood Education,
Tishman, S. y Perkins, D. N. (1997). The language of thinking. Phi Delta Kappan,

Perkins, D. (2014), Church.M, Morrison, K. Hacer visible el pensamiento.

 

Déjanos un comentario

Suscríbete a nuestro blog

y entérate de todas las novedades