Guía esencial de collocations en inglés para maestros

  • Fecha de publicación: 13 de abril de 2022
Guia de collocations en ingles
Dirigidos a Maestros
Tiempo de lectura: 10 min.

En inglés, existen combinaciones de palabras llamadas collocations, que resultan esenciales para familiarizarnos con el idioma y comunicarnos de una forma más natural. Enseña algunas a tus alumnos.


Las colocaciones en inglés sirven para entender el contexto cultural de los países anglosajones. Aprende cómo funcionan y detecta el momento adecuado para integrarlas en una conversación.

En esta guía te compartimos lo más relevante de las collocations en inglés, algunos ejemplos que te serán de gran utilidad en clase y 3 dinámicas diseñadas especialmente para trabajarlas con tus alumnos.

banner material didactico ingles pearson

¿Qué son las collocations?

Las collocations en inglés se definen como una combinación de palabras que siempre van juntas y, dependiendo del orden en que están colocadas, tienen un significado diferente al que tendrían estando separadas.

Cuando empezamos a aprender inglés, es muy frecuente que intentemos expresarnos de forma literal, buscando palabras que tengan un sentido similar en nuestra lengua materna, lo que suele provocar que nuestro interlocutor se tenga que esforzar para entendernos.

Veamos algunos ejemplos de expresiones que se pueden entender en inglés, pero que no suenan nada bien en este idioma, a menos que usemos colocaciones:

Lo que queremos decir Como creemos que se dice
en inglés
Como debe decirse usando collocations
Hacer un viaje Make a travel Take a trip
Hacer un examen Make an exam Sit a test
Un fuerte aplauso A strong applause A big round of applause

Es muy probable que nuestro interlocutor pueda “interpretar” lo que queremos decir, pero tendrá que hacer un mayor esfuerzo al hablar con nosotros, ya que nuestro inglés le sonará demasiado sintético y poco natural

Un aspecto interesante sobre las colocaciones en inglés es que su uso no responde a reglas gramaticales. En realidad, son aprendidas entre la población angloparlante a través de las conversaciones cotidianas y el contexto sociocultural. Así que, técnicamente, no existen reglas para saber cómo usarlas.

Si aún no nos queda claro la importancia de las colocaciones en inglés, veamos cómo funcionan poniéndolas dentro de contexto. Por ejemplo, en una conversación entre dos estudiantes:

—I have to sit a test
—Great, do your best
—I will do. Thanks
—You are welcome, ¡break a leg!


Una traducción literal de las colocaciones diría lo siguiente:

—Tengo que sentar una prueba.
—Grandioso, haz tu mejor.
—Lo haré. Gracias.
Eres bienvenida, ¡rómpete una pierna!


¿Eres bienvenida? ¿Rómpete una pierna? ¡Qué clase de amiga te desearía tal cosa! Lo cierto es que en inglés esta conversación sería de lo más natural, ya que usando collocations se vería así:

—Tengo que presentar un examen.
—Grandioso, haz tu mejor esfuerzo.
—Lo intentaré. Gracias.
De nada, ¡te deseo mucha suerte!

¿Notas las diferencias? Exacto, las colocaciones en inglés no son expresiones literales de lo que representan y, como no se basan en reglas gramaticales, la mejor manera de comprender su significado es practicándolas en una situación real, es decir, “descubriendo” lo que quieren decir a través de la práctica cotidiana.

¡Nota importante!: las collocations se usan siempre dentro de contexto, es decir, en una situación donde la otra persona entiende el sentido figurado. Por ejemplo, si le dices a un amigo “break a leg” para desearle suerte, seguramente lo entenderá, pero si le dices a un desconocido en la calle “¡break a leg!” quizá se pregunte por qué quieres que sufra un accidente.

Aprender las colocaciones en inglés puede ser fácil y divertido si seguimos el método adecuado. El secreto para dominar cualquier idioma consiste en hacerlo de forma similar a como aprendimos nuestra lengua materna.

Es por eso que los hablantes nativos del inglés no aprenden las collocations de manera formal en la escuela, sino a través de la interacción natural: en conversaciones espontáneas, programas de televisión, canciones, películas, o interactuando en las redes sociales.

En todas partes encontrarás collocations en inglés que te ayudarán a ser más asertivo al comunicarte. Sin embargo, para quienes no nacimos en un entorno anglosajón, sí es necesario aprender bajo un entorno académico, mediante dinámicas que nos ayuden a utilizar las collocations en inglés de manera natural.

Te puede interesar: 👉 5 podcast para aprender inglés

4 razones para enseñar collocations en clase

maestro-ensena-pronunciacion-ingles

Aunque muchos alumnos ya dominan sin saberlo algunas colocaciones en inglés, es normal que les parezca extraño el uso de algunas palabras. Esto puede hacer que no se sientan seguros de usarlas en una conversación, o bien, que cometan algunos errores al usar las colocaciones literalmente.

Enseñar el uso de las collocations en inglés les trae enormes beneficios a los estudiantes:  

  • Emplean términos más coloquiales y familiares a los angloparlantes nativos: esto hace que se comuniquen con mayor fluidez y espontaneidad.

  • Enriquecen su vocabulario: al practicar con diversas combinaciones de palabras y expresiones pueden expresarse de una manera más elocuente y creativa.

  • Aprenden de la misma manera en que lo hicieron con su lengua materna: es decir, mediante bloques de palabras que son entendibles a partir de su contexto y no de su significado literal.

  • Pueden integrarse mejor a otro entorno cultural: el uso de las colocaciones les genera mayor confianza para interactuar con angloparlantes nativos.

¿Cómo enseñar a tus estudiantes las collocations en inglés?

jovenes-de-diferentes-nacionalidades-hablan-ingles

Lo primero que debemos tomar en cuenta es que las colocaciones existen en todos los países y varían de un lugar a otro aunque compartan el mismo idioma. Es por eso que las colocaciones de España no son las mismas que en México o Colombia, a pesar de que en todos ellos se hable español.

La magia del lenguaje radica en la riqueza de sus expresiones; por ejemplo, para decir que alguien nos ha hecho perder la paciencia, podría decir en España “Me sacas de mis casillas”, en México “me tienes hasta el gorro” y en Colombia “me sacas la piedra”.

De la misma manera, algunas colocaciones en inglés varían entre países e incluso de una región a otra. Sin embargo, en todos los casos podemos aplicar estos 5 tips para que puedas aprender las más utilizadas en este idioma.

3 tips para aprender más rápido a usar colocaciones en inglés 

  1. No razones el significado sino la intención de la collocation

    A menos que estés haciendo una tesis doctoral sobre semántica y morfosintaxis, no es muy práctico buscar una razón lógica a las collocations en inglés. Pero lo que sí resulta muy útil es razonar sobre la intención comunicativa que tiene cada colocación, como veremos en la siguiente tabla:

    Collocation Traducción literal Intención comunicativa Traducción al español neutro
    Take a look Tomar una vista Inspeccionar algo Echar un vistazo
    Take care Tomar cuidado Ser precavido Cuidarse
    Take a while Tomar un tiempo Que algo va a demorarse Llevar un rato

    De la tabla anterior, los estudiantes deben tener como prioridad la primera columna (la de collocation en su forma original), la tercera (la intención comunicativa) y, de ser posible, evitar el proceso de traducción al español.
  2. No enseñes con el ejemplo, ¡mejor usa situaciones!

    En los últimos años, la pedagogía moderna se ha enfocado en el aprendizaje situacional para enseñar contenidos relacionados con el contexto sociocultural. Este método consiste básicamente en generar dinámicas donde los alumnos simulen una situación real o cotidiana.


    Recordemos que las collocations dependen del contexto para que no pierdan sentido, por lo que usar actividades de situación es la mejor manera de practicarlas y apropiarse de su significado.


    Veamos un ejercicio situacional: 

    Un auto se aproxima a toda velocidad y a mitad de la calle hay un chico distraído con su teléfono móvil. Queremos advertirle del peligro lo antes posible y solo tenemos 3 respuestas posibles.

    • Take care!
    • Look out!
    • Watch out!

    ¿Cuál sería la opción más adecuada si quisiéramos emplear una collocation que usaría un angloparlante nativo?  Para responder a la pregunta tenemos que recuperar la técnica 1: concentrarnos en la intención comunicativa. 


    • Take care!: funciona muy bien para despedirnos de alguien o para hacerle saber que nos importa y queremos que esté bien. No es común para indicar peligro.
    • Look out!: es una locución apropiada para llamar la atención de inmediato a alguien que de pronto está en un peligro inminente.
    • Watch out!: tiene la misma intención comunicativa que la collocation anterior, pero también sirve como una advertencia (e incluso amenaza), por ejemplo cuando alguien está haciendo algo indebido.

    Al conocer el contexto significativo de cada collocation, el alumno podrá deducir que la mejor opción en este caso sería “Look out!”, ya que el hablante no desea emitir un saludo o una amenaza.

  3. Incluye narrativas en la dinámica situacional

    hablar-con-nativo-de-ingles
    Una vez que los estudiantes se han familiarizado con la intención comunicativa de las collocations en inglés, cierra el ciclo de aprendizaje practicando con ejercicios que incluyan algo más que oraciones independientes o colocaciones aisladas.


    En estos casos, las narrativas les ayudarán a los estudiantes a desarrollar su creatividad e ingenio para construir pequeñas historias; en ellas pondrán a prueba su capacidad para escoger la mejor colocación en inglés.


    Hagamos un ejemplo con las tres collocation anteriores:


    Rick y Morty están a punto de presentar un examen de Ciencias, pero Rick no estudió lo suficiente y está planeando hacer trampa. Morty le advierte que no debería hacer eso:


    Morty: You should take care of the test instead of cheating

    [Deberías preocuparte del examen en lugar de hacer trampa]

     

    Rick: I know, but I did not have time to study

    [Lo sé, pero no tuve tiempo de estudiar]


    Morty: You better watch out: the professor is extremely strict with cheaters  

    [Te lo advierto: el profesor es muy estricto con los que hacen trampa]


    Rick: Look out! The professor is coming.

    [¡Cuidado! ‚ ahí viene el profesor]

Estas dinámicas de situación, sin duda, ampliarán las posibilidades comunicativas de tus estudiantes y gradualmente mejorarán su capacidad de observación para detectar el uso de las colocaciones en diferentes contextos, ya sea en películas, libros o canciones. 

Como una dinámica adicional, te recomendamos integrar al menos una colocación en inglés por semana, con el objetivo de generar el hábito y ampliar el acervo lingüístico de tus alumnos.

Para ayudarte con este ejercicio de largo aliento, te compartimos una lista con más de dos mil colocaciones empleadas en el ámbito académico.

Si necesitas adquirir herramientas pedagógicas que te permitan mejorar las dinámicas de clase e impulsar las habilidades de tus alumnos en este idioma, en Pearson contamos con un amplio catálogo de soluciones para aprender inglésque se enfocan en ofrecerte la opción que mejor se ajuste a las necesidades de tu institución.

¡Quiero saber más!

 

Déjanos un comentario

Suscríbete a nuestro blog

y entérate de todas las novedades