Cómo enseñar inglés en primaria sin que los niños se aburran

como enseñar ingles en primaria sin que los niños se aburran Dirigidos a Maestros

Sabemos que enseñar inglés en primaria no es sencillo, requiere amplios conocimientos en la materia y saber utilizar las mejores herramientas pedagógicas y comunicativas, sin olvidar que la experiencia juega un papel fundamental en las dinámicas de clase.


¿Cómo enseñar con éxito el inglés en primaria? Es la pregunta que se hacen muchos docentes todos los días. Por eso, hoy te daremos 5 grandes consejos para diseñar las mejores dinámicas de clase.

Comunicación verbal: pieza clave para enseñar inglés en primaria

Así como un fisioterapeuta conoce el funcionamiento muscular del cuerpo humano, los docentes que enseñan inglés en primaria deben saber cómo se comporta el sistema comunicativo en los niños y pre adolescentes en educación básica.

ninos-hablando-telefono-roto

La comunicación verbal es toda forma de expresión oral o escrita donde intervienen las palabras y los signos gramaticales. Pero ¿por qué es tan importante para enseñar inglés en primaria? Porque en los primeros años los niños transitan de la comunicación no-verbal, (gestos, sonidos, miradas y movimientos corporales) al sistema verbalizado que utilizarán toda la vida.

Durante el proceso, la influencia de los padres y tutores es crucial, ya que representan el modelo que los niños seguirán para interactuar y comunicarse. Después, a nivel primaria, los docentes que enseñan inglés adquieren esta responsabilidad; de ellos depende en gran medida que los niños puedan dominar el idioma.

La etapa de formación verbal (entre los 2 y los 7 años) es la que nos interesa como docentes de inglés en primaria, porque los niños dejan atrás la experimentación empírica y comienzan a aprender el uso formal del lenguaje, donde destacan los siguientes puntos:

  • Aprenden a distinguir los fonemas: son capaces de interpretar lo que escuchan y traducirlo a palabras que pueden pronunciar o escribir.
  • Amplían enormemente su vocabulario: esto les permite ser más elocuentes gradualmente y comunicarse con expresiones más complejas, empleando adjetivos, adverbios, sinónimos y figuras retóricas.
  • Adquieren conciencia del poder del lenguaje: descubren que las personas escuchan y actúan de una mejor manera cuando la comunicación es clara, asertiva y empática entre ambos interlocutores.
  • Pueden replicar sus habilidades comunicativas en otros idiomas como el inglés: los niños de primaria ya cuentan con experiencia en el uso formal de la lengua materna, así que ya no empezarán a aprender inglés desde cero, sino a partir de conocimientos previos. 

El último punto es el más importante, porque representa la idea central de los consejos que veremos a continuación, ya que uno de los errores más comunes en la enseñanza del inglés para primaria es asumir que todos los niños cuentan con el mismo nivel de habilidades y competencias verbales. Estamos considerando que todos deben ser educados bajo los mismos procedimientos sin tomar en cuenta sus diferencias cognitivas.

5 consejos para enseñar con éxito el inglés en primaria

ensenar-emociones-positivas-nino

Hay docentes que han probado de todo y siguen sin ver resultados en sus clases de inglés en primaria: cambian sus dinámicas constantemente, combinan diversas estrategias, prueban con diferentes modelos pedagógicos y los resultados no parecen ser los mejores, ¿a qué se debe esto?

Existen muchas razones, pero en la mayoría de los casos, es el resultado de atender los síntomas, pero no las causas que limitan el aprovechamiento de los alumnos para aprender inglés.

Por ejemplo: aplicar el modelo de aprendizaje basado en proyectos (ABP) sin un esquema de enseñanza personalizada no nos dará muy buenos resultados, ya que estamos implementando una buena estrategia didáctica, pero sin diagnosticar ni tomar en cuenta el nivel de habilidades de los alumnos.

Esto es lo que nos ha motivado a considerar que existen 5 consejos destacados que todo docente debe tomar en cuenta, sobre todo antes de usar y desgastar todos sus recursos pedagógicos.

  1. Imparte desde las necesidades del alumno y no de la materia

    icono-valores

    En la enseñanza tradicional el alumno era considerado un individuo pasivo que carecía de contenidos académicos y la escuela tenía la obligación de llenar esa “cabeza vacía” con la información necesaria para su educación.

     

    A mediados del siglo XX surgieron diversos modelos pedagógicos que proponían lo contrario: la prioridad ya no eran los contenidos, sino la manera en que el alumno accedía a ellos y cómo podían influir en su formación. Este cambio en el enfoque pedagógico no solo era muy innovador, sino también significativo, pues ponía especial atención en las necesidades de los alumnos por encima de la información. 

     

    De esta manera, el objetivo era (y sigue siendo hasta la fecha) que los contenidos dejaran de ser transmitidos de forma neutral, como simples datos inertes, y comenzarán a tener una relación directa con los intereses de los alumnos.

     

    ¿Cómo saber si estamos impartiendo las clases desde las necesidades del alumno y no de la materia? Cuando un estudiante se pregunta en clase “¿para qué me sirve aprender esto?” Es evidente que el proceso de aprendizaje no está siendo significativo para él.

     

    En la enseñanza del inglés en primaria este consejo es fundamental, pues una vez que se conocen las necesidades, capacidades, alcances y posibles limitaciones de cada estudiante, será mucho más fácil establecer estrategias personalizadas, optimizando los recursos pedagógicos.

  2. Enseña el inglés como un recurso para toda la vida y no como una asignatura temporal

    icono-evolucionNo podemos negar que existen asignaturas escolares como historia o química que, a pesar de ser muy interesantes, su rango de acción en la vida cotidiana es limitado, pues no todos los días los alumnos pueden usar sus conocimientos sobre la Revolución Francesa o los enlaces covalentes.


    Pero en el caso del inglés es muy diferente: la influencia del idioma en Latinoamérica siempre ha sido muy fuerte; lo podemos comprobar todos los días en el mundo del entretenimiento (cine, música, videojuegos) en las expresiones cotidianas y en otros aspectos más profesionales, como en el lenguaje de programación.


    Cuando el docente logra que el alumno abandone la idea de que el inglés es una asignatura más y comienza a practicarlo como parte de un proyecto o meta para desarrollar habilidades que le servirán para toda la vida, su opinión sobre el idioma cambia radicalmente y, por ende, su enfoque de aprendizaje.

  3. Convierte las clases en verdaderos cursos de inglés

    icono-ideas-pearson-tarea-deberAntes de explicar por qué este sencillo consejo genera tan buenos resultados, tenemos que entender la diferencia entre impartir una clase e impartir un curso: en el primer caso, las clases comprenden un número de sesiones divididas temáticamente para completar un curso.


    En una clase, el docente se limita a enseñar solamente los contenidos específicos que le corresponden a esa sesión. De hecho, es muy frecuente que cuando un alumno de inglés tiene alguna duda que no corresponde al tema del día, el profesor se limite a señalar que será resuelta durante la clase que le corresponde.


    Enseñar desde la perspectiva de los cursos ampliará el panorama temático de las clases y los alumnos tendrán mayores oportunidades de resolver sus dudas; en muchos casos, podrán adelantar los temas de la materia, o bien, recuperar conocimientos sobre clases anteriores.

  4. Crea un ambiente amigable con el idioma inglés

    icono-historias-universalesParece increíble que algo tan sencillo pueda ser decisivo para el aprendizaje del inglés en primaria, y la razón tiene que ver con dos aspectos psicopedagógicos que influyen directamente en la forma en que adquirimos conocimiento: el nivel de estímulos durante las clases, y la tendencia natural a adaptarnos al entorno.


    Debemos estimular los sentidos de tal manera que se familiaricen con el inglés, es decir, que todo aquello que vemos, escuchamos y tocamos esté relacionado con el idioma. Para ello, se puede acondicionar la clase con todo tipo de elementos que estén directamente relacionados con la cultura angloparlante. De esta manera, también se activará en los alumnos el instinto natural de adaptación a su entorno.

  5. Sean todos aprendices, todos maestros

    icono-ideas-pearson-maestraEste es un caso típico en las clases de inglés en primaria: algunos alumnos comprenden muy bien el idioma, pero les cuesta mucho trabajo hablar o les causa ansiedad participar en actividades dinámicas donde tengan que exponerse a hacerlo frente a los demás.


    Durante la primaria los estudiantes trabajan en el desarrollo de su personalidad, lo que implica que se sientan más susceptibles a las críticas u opiniones de los demás. Por ello, resulta necesario romper las barreras jerárquicas entre alumno y maestro, del mismo modo entre los estudiantes que saben más y los que saben menos.


    Que los alumnos pierdan el miedo o la vergüenza al hablar o participar en dinámicas grupales en inglés es fundamental. Para lograrlo es aconsejable crear entornos de integración en donde la tutoría entre pares y las actividades que motiven el apoyo mutuo estén muy presentes.

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Ya has aplicado algunos en tus clases de inglés en primaria? Si deseas aprender más sobre algunas actividades y dinámicas efectivas que puedes aplicar en clases presenciales o virtuales, te invitamos a leer los 5 proyectos creativos para enseñar inglés a niños de primaria, donde podrás obtener muchas ideas innovadoras sobre el modelo de Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) aplicado a esta materia escolar.

banner-compartir-contenido-ideas-pearson

 

Déjanos un comentario

Suscríbete a nuestro blog

y entérate de todas las novedades