Técnicas de resolución de conflictos en la escuela

  • Fecha de publicación: 16 de julio de 2021
niños jugando en la escuela
En el aula
Tiempo de lectura: 10 min.

Conoce cómo puedes promover una resolución de conflictos constructiva en tu escuela y aprende algunas técnicas sencillas para lograrlo. 


En el inconsciente colectivo reside una connotación negativa relacionada al conflicto. ¿Es el conflicto en esencia algo negativo? ¿o puede abrirnos una puerta de crecimiento personal e institucional de la mano de la resiliencia, que permita vínculos más sanos y duraderos dentro de la escuela? 

¿Qué es un conflicto y qué motivos podrían desencadenarlo en una escuela?

Muchas veces se confunde el conflicto en sí con la manera en que resolvemos el mismo: a través de violenciapeleas, guerras. Y en esa interpretación errónea, se diluye la valiosa oportunidad que puede presentarnos la aparición de un conflicto. Pero ¿qué entendemos por conflicto?

>>> Te puede interesar: Emociones básicas, ¿cómo enseñar a los niños a gestionarlas?

Podemos aproximarnos a una definición del término como “un tipo de situación en la que las personas o grupos sociales buscan o perciben metas opuestas, afirman valores antagónicos o tienen intereses divergentes” (James, 1991, p. 108). En otras palabras, se evidencia una clara incompatibilidad entre conductas, percepciones, objetivos entre personas o grupos (Suarez, 2003).  

El conflicto es inherente a la condición humana y su aparición en los diferentes ámbitos donde conviven sujetos es inevitable. La escuela, como toda organización, pero más aún con su multiplicidad de actores y voces, no es ajena a este fenómeno. Lo importante es poder validar su existencia, desterrar el prejuicio que lo estigmatiza y lo posiciona como algo negativo a evitar, y poder reconocerlo y abordarlo para resolverlo de manera constructiva.  

En este marco, es preciso recordar que la ausencia de conflictos explícitos y evidentes en una institución escolar no garantiza su inexistencia. Innumerables conflictos implícitos pueden subyacer en una organización educativa y tener un fuerte impacto en su clima escolar y en las conductas de sus actores si no se los advierte y aborda a tiempo.  

Jares (1992) enumera diversas causas que podrían originar diferentes conflictos y las agrupa en cuatro categorías: 

  1. Aquellas que tienen raíces ideológico-científicas
  2. Las relacionadas con el poder
  3. Referentes a la estructura de la organización
  4. Aquellas vinculadas con cuestiones personales e interpersonales

¿Cómo promover una resolución de conflictos constructiva?

conflictos-en-la-escuela

Sea cual fuera la razón que desató y dejó a la luz un conflicto, lo importante es admitir su presencia y abordarlo cuanto antes. ¿Cómo? Esa es la cuestión. A continuación, te daremos algunas estrategias que te permitirán promover la resolución de conflictos de forma positiva en tu escuela.

  • Como premisa, debemos comprender la importancia de generar un clima escolar positivo en la institución: un ambiente seguro, libre de competencia e intolerancia, donde las diferencias sean celebradas y los desacuerdos inviten a un debate para llegar a puntos de encuentros 
     
  • En pos de lograr un clima escolar positivo, es preciso crear las condiciones necesarias que permitan un ambiente escolar disciplinado. En este deben existir reglas claras que preserven la seguridad e integridad física y emocional de los integrantes de esa comunidad
  • Fomentar acciones que generen un sentido de pertenencia para con la institución y comunidad educativa, apreciando las individualidades, pero reconociéndonos como una comunidad educativa con valores claros que nos identifican como un todo 
     
  • Generar una comunicación constante, clara y eficiente será también clave para el abordaje pronto del conflicto y la búsqueda de soluciones temprana y efectiva que permita aunar criterios y llegar a acuerdos 
     
  • Poder correrse de la mirada conductista de premio-castigo, que lejos de resolver el conflicto de raíz, no aporta soluciones constructivas ni favorece el cambio de actitudes; más bien, muy probablemente, generará una mayor resistencia en la comunidad y sus integrantes 
     
  • Evitar la estigmatización de alumnos que, por sus características personales o situaciones familiares, podrían desencadenar más a menudo la presencia de conflictos. Acompañar académica y emocionalmente a esos alumnos y familias 
     
  • No eludir ni negar la existencia de conflictos. Apenas el conflicto se hace presente y evidente, es fundamental poder abordarlo y tomar acciones al respecto. Abrazar al conflicto como comunidad educativa, reconocerlo y poder establecer un plan para abordarlo y que todas las partes salgan favorecidas
  • Promover espacios de encuentro a nivel institucional, con los docentes y las familias, que se traduzcan como espacios seguros y abiertos al diálogo y permitan una comunicación constante y un fortalecimiento de vínculos que permitan la búsqueda de soluciones de forma colaborativa 
     
  • Liderar acciones que favorezcan la formación de una comunidad docente sólida y cooperativa, que pueda contar con apoyo de equipos interdisciplinarios y de profesionales de la salud que, conformando un gabinete psicopedagógico, puedan brindar acompañamiento a estudiantes, docentes y familias en el desarrollo integral de los individuos y abordaje de conflictos 

>>> Te puede interesar: 6 actividades para el control de las emociones en los niños

¿Cómo pueden ayudarnos los programas de aprendizaje socioemocional en la resolución constructiva de conflictos? 

Los programas que proponen un desarrollo de habilidades socioemocionales en instituciones educativas pueden convertirse en grandes aliados para favorecer una resolución constructiva de conflictos. 

En este sentido, es sumamente importante involucrar a todos los agentes que conforman la comunidad escolar, desde estudiantes, docentes, directivos, personal no docente y familias. La formación en aspectos socioemocionales de una comunidad sentará las bases para una educación holística e integral, que permitan desarrollar habilidades esenciales para la vida personal, social y académica y consolidarnos como individuos socialmente responsables que logremos afrontar los desafíos diarios de forma efectiva.

Llamada para blog

A través de una propuesta de aprendizaje que contemple un trabajo en competencias socioemocionales, la comunidad escolar podrá abordar diferentes aristas del aprendizaje socioemocional. Estos aspectos comprenden el autoconocimiento, reconocimiento y validación de las emociones, la gestión de las mismas, el desarrollo de las habilidades sociales que tendrán incidencia en los vínculos interpersonales y la construcción y búsqueda de herramientas que les permitan a las personas resolver de forma constructiva los conflictos potenciales que podría tener que enfrentar. 


Conclusión: de nosotros depende

La invitación es a tener presente que la clave está en nosotros: el conflicto en sí mismo no genera malestar escolar, violencia, enfrentamientos entre personas o desgaste en las relaciones. 

Se trata de la posición y rol que adoptemos ante la eventual aparición de un conflicto: si negamos su existencia, lo abordamos de una forma destructiva o, por el contrario, apelamos a una resolución constructiva del mismo. Reside en nosotros como individuos, como comunidad escolar y como sociedad el poder traducir la instancia de conflicto como una oportunidad valiosa de aprendizaje y construcción que nos permitirá:   

  • Conocernos mejor, como individuos y como comunidad 
  • Construir relaciones más sanas y duraderas 
  • Transformarnos, empoderarnos y convertirnos en individuos más resilientes 
  • Brindar espacios y herramientas para que la vida personal, social y académica estén alineadas a una formación integral de los individuos
  • Consolidarnos como comunidad sólida, capaz de enfrentar futuros retos y encontrar nuevas formas de responder a los desafíos que se presenten.

Aprende más sobre el conflicto y las habilidades emocionales descargando gratis nuestro e-book: Las habilidades para el Siglo XXI – Aprendizaje socioemocional

 
<strong>Debora Dichiara</strong> | Coach Educativo - Pearson México
Débora Dichiara | Coach Educativo – Pearson Latinoamérica

Profesora de inglés con estudios de posgrado en Marketing, Aprendizaje Socio Emocional y Tecnología Educativa. Actualmente, es maestranda en Tecnología Educativa de la Universidad de Buenos Aires.

 
Referencias

- Suarez, M. (2003). Mediando en sistemas familiares. Paidós.
- Jares, X. R. (1991). Educación para la paz. Su teoría y su práctica. Popular. 
- Jares, X. R. (1992). Conflicto y organización escolar, Comunicación presentada en el II Congreso interuniversitario de organización escolar. 

Déjanos un comentario

Suscríbete a nuestro blog

y entérate de todas las novedades