Las habilidades de pensamiento dentro del aula

  • Fecha de publicación: 8 de enero de 2023
Las habilidades de pensamiento dentro del aula
Dirigidos a Maestros
Tiempo de lectura: 9 min.

Hacer “buenas” preguntas forma parte de poseer un pensamiento creativo y crítico; sin embargo, a menudo no indagamos lo suficiente o incluso no sabemos realizar las preguntas "correctas".


Esto se debe a que muchas veces no escuchamos atentamente cuando hacemos preguntas o inclusive no reflexionamos lo suficiente cuando nos preguntamos a nosotros mismos. Por el contrario, cuantas más preguntas formulemos, más creatividad, innovación, soluciones y avances fomentaremos.

Desafortunadamente, gran parte de nuestra trayectoria escolar se apoya en preguntas y respuestas de bajo nivel de razonamiento, ciertamente no el tipo de investigación enriquecedora que buscamos como docentes del siglo XXI que somos. Es por ello que nuestro rol como educadores es fomentar en nuestros alumnos el desarrollo de diferentes habilidades de pensamiento necesarias para desempeñarse de manera exitosa en el mundo actual. Veamos algunas de ellas.

Las 4 habilidades de pensamiento necesarias para el éxito

ninos-motivados-salon-clases

  1. El pensamiento crítico

    El pensamiento crítico se refiere a la capacidad de comprender las conexiones lógicas entre las ideas. Cuando una persona entiende estas conexiones, le resulta más fácil construir argumentos lógicos basados en esas ideas. También se vuelve más fácil evaluar los argumentos que hacen otras personas para ver si los mismos se basan en un razonamiento sólido.

     

    A partir de esta idea general de lo que implica el pensamiento crítico, debería ser fácil ver por qué el desarrollarlo en nuestros alumnos es tan importante. Los estudiantes que se vuelven pensadores críticos están mejor equipados para lidiar con la amplia gama de problemas que encuentran en la escuela; son más capaces de construir nuevos conceptos sobre ideas previas que han aprendido y, sin lugar a dudas, cuentan con una habilidad extremadamente útil a lo largo de sus vidas.

     

    Sin embargo, a pesar de todas las ventajas potenciales que pueden derivarse de poseer un pensamiento crítico, estas habilidades no entran en el currículum escolar y no se enseñan de forma directa en la escuela, lo que lleva a los maestros de múltiples materias a tener que encontrar formas de integrar el pensamiento crítico en sus lecciones por su cuenta propia.
  2. Aprendizaje basado en la indagación

    aprender-haciendo-preguntas-universidadEl aprendizaje basado en la indagación no es nuevo para nosotros, pero nos recuerda el valor del cuestionamiento en nuestras aulas y el lugar que debería tener.

     

    Desde el punto de vista del estudiante, el aprendizaje basado en la indagación se enfoca en investigar una pregunta o problema abierto. Los alumnos usan el razonamiento basado en evidencia y la resolución creativa de problemas para llegar a una conclusión que deben defender o presentar.

     

    Desde el punto de vista del maestro, la enseñanza basada en la indagación se enfoca en llevar a los estudiantes más allá de la curiosidad general hacia los reinos del pensamiento crítico y la comprensión. El docente alienta a los estudiantes a hacer preguntas y apoyarlos durante el proceso de investigación, entendiendo cuándo comenzar y cómo estructurar una actividad de indagación.

     

    Mediante el uso de métodos como la investigación guiada, el análisis de documentos y las sesiones de preguntas y respuestas, se pueden realizar actividades de investigación en forma de estudios de casos, proyectos de grupo, proyectos de investigación o trabajo de campo, en el caso de las ciencias, y ejercicios únicos adaptados a los alumnos, entre otros.

     

    Cualquiera que sea el tipo de actividad que se utilice, se debe permitir a los estudiantes desarrollar estrategias únicas para resolver preguntas abiertas y lograr mejorar sus habilidades de pensamiento.
  3. El arte de hacer preguntas “esenciales”

    estudiantes-adolescentes-levantando-la-mano-aula-inglesHay un dicho popular con el que no podemos estar más de acuerdo: las preguntas son más importantes que las respuestas. Las preguntas no solo muestran comprensión, sino que también nos introducen en el mundo de la curiosidad, el aprendizaje y la imaginación.

     

    Sin preguntas esenciales, a menudo no enfocamos nuestro pensamiento en lo significativo y sustantivo. Es por ello que, en nuestras aulas, es primordial siempre comenzar desde lo que nuestros alumnos se preguntan, pero… ¿estamos listos para dejar que ellos hagan sus propias preguntas?

     

    A continuación encontrarás una excelente técnica para enseñar a tus alumnos a desarrollar preguntas.

    Técnica de formulación de preguntas

    Todo puede comenzar a través de una declaración, una frase, una imagen, un video, una ayuda auditiva, un problema matemático, una ecuación o cualquier otra cosa que haga fluir las preguntas, preguntas simples y claras que fomenten el pensamiento divergente.

     

    Luego, los alumnos podrán realizar una lista de preguntas y enumerarlas (1, 2, 3, etc.). Este paso ayuda a nuestros estudiantes a pensar de manera divergente.

    Así mismo, los alumnos pueden trabajar clasificando las preguntas realizadas en preguntas “cerradas” y “abiertas”. Las preguntas cerradas se pueden responder con “sí”, “no” o con una palabra. En cambio, las preguntas abiertas requieren una explicación y no se pueden responder con sí, no o con una palabra.

     

    Trabajar con las preguntas que ellos mismos produjeron, los ayuda a realizar un trabajo metacognitivo e identificar cómo con los diferentes tipos de preguntas se obtienen diferentes tipos de información y respuestas.

     

    De la misma manera, los alumnos podrán discutir el valor de cada tipo de pregunta, identificando las ventajas y desventajas de las preguntas cerradas y abiertas; cambiando las preguntas de un tipo a otro; en otro problema, cambiando una pregunta cerrada por una pregunta abierta y viceversa.

     

    Las instrucciones de priorización deben llevar a los alumnos de regreso al objetivo central. Este paso los ayuda a pensar de manera convergente. Para los estudiantes, las instrucciones de priorización los devuelven a los objetivos de enseñanza y al plan para usar las preguntas generadas por los estudiantes.

     

    Se pueden priorizar tantas preguntas como se desee, por ejemplo: “Elija tres preguntas que… (considere más importantes/le ayudarán con su investigación/pueden usarse para su experimento/le guiarán en su lectura-escritura/pueden responderse a medida que leer / te ayudará a resolver el problema).

     

    Así mismo podemos trabajar realizando preguntas “embudo” en donde se comienza realizando preguntas generales y luego se profundiza hasta un punto más específico en cada una. Por lo general, esto implicará pedir más y más detalles en cada nivel.

  4. Haciendo las habilidades de pensamiento más visibles

    nina-pensando-rutinas-de-pensamientoEl pensamiento es prácticamente invisible. No solo es mayormente invisible el pensamiento de los demás, también lo son muchas circunstancias que invitan a pensar. Visible Thinking es una iniciativa basada en la investigación del Proyecto Cero de Harvard con más de 30 rutinas destinadas a hacer del aprendizaje la consecuencia de buenas disposiciones de pensamiento.

     

    Los estudiantes comienzan a comprender el contenido a través de rutinas de pensamiento compuestas por preguntas cortas o una serie de pasos. Durante las rutinas, su aprendizaje se vuelve visible porque sus ideas son documentadas, expresadas, discutidas con otros y reflexionadas.

     

    Ahora veremos algunas estrategias y actividades que podrás poner en práctica en tus aulas para fomentar las habilidades de pensamiento en tus estudiantes.

El pensamiento crítico a través del arte

sesgo-de-asocionacion-pensamiento-critico
Las obras de arte son buenas cosas en las que pensar: esta premisa simple subyace a Artful Thinking, un programa que ayuda a los maestros a usar regularmente obras de arte en su plan de estudios de manera que fortalezcan el pensamiento y el aprendizaje de los estudiantes.

Desarrollado entre 2004 y 2006 por Harvard Project Zero1 en colaboración con las escuelas públicas del área de Traverse City, el programa está siendo utilizado por maestros de K-12, así como por especialistas en arte en varias escuelas de los Estados Unidos y Europa.

El mismo se enfoca en mirar e interpretar el arte, en lugar de hacer arte, y sus objetivos son dos: ayudar a los maestros a crear conexiones ricas entre las obras de arte y los temas que están enseñando, y usar el poder del arte como una fuerza para desarrollar la capacidad de los estudiantes.

Todos sabemos que el arte anima a los alumnos a observar el mundo desde muchos ángulos diferentes. Esa observación cuidadosa y atenta es la que les enseña a los estudiantes a poder analizar el mundo más intensamente; pero ante todo, les da muchas de las habilidades que construyen la base del pensamiento crítico. La mirada “lenta” ayuda a los estudiantes a navegar por sistemas complejos y establecer conexiones.

Reflexionando sobre nuestro pensamiento

pensar-pensamiento-critico
La metacognición es una forma de pensar sobre el propio pensamiento para crecer. Enseñar a tus alumnos a practicar la reflexión en una variedad de formas puede facilitar una metacognición más efectiva y satisfactoria.

Al finalizar un día de clase, una unidad temática o un proyecto, por ejemplo, se pueden llevar a cabo diferentes actividades en donde los alumnos puedan reflexionar sobre lo aprendido y sus dudas, puedan distinguir cuáles fueron sus actividades más o menos favoritas, así como también explorar sus sentimientos con respecto a la temática y modalidad trabajada.

Del mismo modo, la implementación de los “Portfolios” es una herramienta que le permite a los alumnos ver el progreso hacia sus metas. Específicamente, el acto de reflexión a través de portafolios no solo permite a los estudiantes revisar su progreso actual y evaluar su propia adquisición de habilidades, sino que también puede facilitar el proceso activo de recuperar conocimiento para aplicarlo a una situación novedosa.

De esta forma se aumenta la capacidad de los estudiantes para alcanzar habilidades de pensamiento de orden superior, como comparar, analizar y sacar conclusiones sobre el material en el que se están enfocando.

El pensamiento positivo

Una mentalidad positiva es esencial en el aula, ya que puede ayudar a los estudiantes a lidiar con el estrés, mejorar el bienestar general e incluso estimular su sistema inmunológico.

Estudios han demostrado que el pensamiento positivo puede influir en la capacidad de un estudiante para resolver problemas y aprender cosas nuevas. El pensamiento positivo básicamente ayuda a los estudiantes a sentirse más relajados y felices, y facilita la concentración y el aprendizaje de nuevos conocimientos.

Por lo tanto, fomentar el pensamiento positivo entre los alumnos es fundamental. Pero entonces: ¿cómo mantenemos una mentalidad positiva en el aula? Para ello, los maestros e incluso los padres pueden jugar un papel importante en la enseñanza del pensamiento positivo al actuar como ejemplo, creando espacios de aprendizajes favorecedores, ayudando a visualizar resultados enriquecedores para diferentes escenarios y eliminando las frases negativas de su lenguaje cotidiano y convirtiendo el "no puedo" en "no puedo aún".

Conclusión

Sin lugar a duda, la escuela no es solo un lugar para aprender, sino también un lugar para compartir y desarrollar herramientas para el futuro, un espacio en donde los alumnos se sientan seguros, comprometidos y apoyados a seguir explorando el mundo para ser en un futuro “agentes de cambio”. Como dijo una vez Norman Vincent Peale, autor de El poder del pensamiento positivo:

"Cambia tus pensamientos y cambiarás tu mundo".
 

<strong>Marcela Danowski</strong>;
Marcela Danowski | Diplomatura en Fonética y Fonología

Profesora de Inglés con más de 15 años de experiencia en el nivel primario, secundario y terciario. Examinadora oral de exámenes internacionales. Oradora en congresos y jornadas profesionales a nivel nacional.

 

Déjanos un comentario

Suscríbete a nuestro blog

y entérate de todas las novedades