¿Cómo fomentar el pensamiento creativo y crítico en tus alumnos?

Dirigidos a Maestros

En los últimos 50 años, el pensamiento creativo y el crítico se han vuelto las habilidades mejor valoradas. La sociedad del siglo XXI depende cada día más de las personas que puedan tener una perspectiva innovadora, “fuera de la caja”.


Cuando fomentamos la creatividad en los alumnos e integramos la habilidad para pensar críticamente, generamos en los estudiantes dos competencias que les serán de gran utilidad en la vida académica y profesional. 

Descubre las mejores estrategias para fomentar el pensamiento crítico y creativo en tus alumnos a través de dinámicas diseñadas para que puedan explorar estas habilidades y ponerlas en práctica mediante ejercicios.

El valor del pensamiento crítico y creativo: cómo pensar “fuera de la caja”

El pensamiento creativo y crítico cada día cotiza más alto, tanto en instituciones educativas como en el mercado profesional. Richard Florida, experto en desarrollo socioeconómico, afirma que en la era digital “la innovación es un imperativo de crecimiento social y la creatividad será su recurso definitivo”. 

Pensar “fuera de la caja” es una cualidad que define muy bien la conducta de las nuevas generaciones. Pero ¿cómo podemos desarrollar en nuestros alumnos el pensamiento creativo y crítico sin fallar en el intento?

El primer paso es la motivación y, para lograrlo, debemos generar un ambiente en donde la creatividad, ligada a una actitud crítica, sea un efecto constante y práctico en su vida diaria.

¿Qué beneficios ofrecen a los alumnos el pensamiento creativo y crítico?

pensar-fuera-de-la-caja

Desarrollar el pensamiento crítico también motivará a nuestros alumnos a actuar con creatividad. Ambas habilidades suelen relacionarse muy bien porque comparten características como el uso de la imaginación, el pensamiento divergente y la observación cuidadosa. 

Aplicando las estrategias correctas en clase, los alumnos pueden obtener múltiples ventajas como estas:

  • Buscar diversas alternativas para un mismo problema: a esto se refiere el término “pensar fuera de la caja”, a explorar caminos diferentes para generar soluciones innovadoras. 
  • Respetar la diversidad de opiniones: esto implica comprender, e incluso aprender, de aquellos que tienen ideas divergentes, es decir, no considerarlas ideas contrarias, sino ideas alternativas.
  • Ser multidisciplinarios: la búsqueda de otras alternativas para encontrar una respuesta o la resolución de un problema, hará que los alumnos tengan que investigar en diversas áreas de conocimiento, ampliando su mapa cognitivo.

  • Aprender de forma significativa: cuando los alumnos tienen la tarea de resolver o analizar algo desde varios puntos de vista, descubren que esa actividad tiene más de un propósito, es decir, comienza a “significar algo” para ellos.

4 actividades que sí funcionan para fomentar el  pensamiento creativo y crítico de los alumnos

pensamiento-creativo-estudiantes

Desarrollar el pensamiento crítico y creativo en nuestros alumnos requiere de un diagnóstico previo sobre las condiciones en que vamos a aplicar ciertas estrategias. Es muy importante contar con un antecedente sobre sus creencias, valores y actitudes para lograr que las dinámicas a utilizar tengan el impacto esperado.

Como docentes, debemos tener en cuenta que la enseñanza de nuevas ideas implica 

romper con algunos paradigmas ya establecidos en nuestros alumnos. Creencias arraigadas desde la primera infancia que podrían limitar su apertura a conocimiento innovador. Para evitar esto, te recomendamos aplicar los siguientes pasos actitudinales:

  • Evita influir directamente en la conducta u opinión del alumno. No intentes imponer tu punto de vista, sino compartirlo.
  • Genera un ambiente socioemocionalmente seguro, donde todos se sientan estimulados a participar porque están convencidos de que su contribución es valiosa y será tomada en cuenta.
  • Promueve la comunicación asertiva y multidireccional. Procura que todos estén en la misma disposición de hablar, escuchar y ser escuchados con atención y respeto. 
  • ¡Distribuye tu tiempo de inteligencia! Dale a cada estudiante el espacio suficiente para expresarse y elaborar una respuesta valiosa.
  • Asegúrate de que los estudiantes están comprendiendo las dinámicas. Pregunta constantemente si tienen dudas y estimúlalos a comunicarse cuando se sientan confundidos. 
  • Procura que la transición de una dinámica a otra sea gradual y coherente. Sigue una ruta de aprendizaje en donde cada dinámica lleve a los alumnos a la siguiente actividad como un proceso natural.

Seguir estas pautas actitudinales generará en los estudiantes mayor confianza para participar en dinámicas que, sin ellos saberlo, estarán fortaleciendo su capacidad para pensar crítica y creativamente. 

Dicho esto, te invitamos a implementar en tus clases las siguientes estrategias dinámicas diseñadas para niños y adolescentes de educación básica (nivel primario y secundario). Su objetivo es generar entornos de aprendizaje que inviten a explorar todo el potencial, las habilidades y destrezas.

  1. Mural temático (físico o virtual)
    pintar-mural-estudiantes-ideas

    Los procesos cognitivos de los niños y adolescentes no se manifiestan igual que en los adultos. Su capacidad de mirar más allá de las respuestas tradicionales es mayor porque aún no han desarrollado ciertas restricciones sociales. No les preocupa el “qué dirán” tanto como a los adultos.


    El mural temático es una gran oportunidad para explotar su creatividad, al mismo tiempo que reflexionan críticamente sobre un asunto en particular. La dinámica consiste en lo siguiente.


    • Comienza la actividad con una pregunta disparadora que sea de su interés; por ejemplo, el uso de los videojuegos.
    • Genera polémica respecto a las ventajas y desventajas de los videojuegos: procura generar cierta polémica sobre el tema, pero sin participar con tu opinión personal para no influir en ellos.
    • Establece el objetivo para crear el mural temático; por ejemplo, plasmar en él la visión de los alumnos respecto a los videojuegos.
    • Define si será un mural físico o una pizarra virtual: ya sea que dentro del aula destinen una pared para utilizarla con diversos materiales, o bien, utilizar una pizarra virtual donde los alumnos puedan trabajar simultáneamente.
    • Organiza equipos: cada grupo deberá trabajar en colaboración para plasmar con los materiales que designen lo que opinan sobre el tema (los videojuegos). 
    • Designa un espacio del mural para cada grupo. Incítalos a que su parte tenga relación con el fragmento del mural del otro equipo.
    • Designa un tiempo de clase para trabajar con el muro y un tiempo global para terminarlo. Pueden ser unos minutos al día y una semana para completar el proyecto.
    La efectividad de esta dinámica radica en su capacidad para desarrollar al mismo nivel el pensamiento crítico y creativo, ya que, sin que los alumnos se lo propongan, estarán aprendiendo a ordenar sus ideas y proyectarlas a través del arte y la participación colaborativa.
  2. Mundos alternativos: ¿Qué pasaría si…?
    estudiantes-jovenes-pensando

    Nada le puede gustar más a los niños y adolescentes que echar a volar su imaginación. Una de las dinámicas más efectivas para hacerlo consiste en plantearles otras realidades alternativas en donde el mundo es diferente. Pero ¿cómo hacer que sea todo un éxito?

    • Comienza con la pregunta disparadora: “¿Qué pasaría si…” 
      • Internet desapareciera de repente.
      • Tuvieras un superpoder
      • Pudieras viajar en el tiempo
    • No te limites a plantear todas las preguntas, invítalos a generar otras preguntas similares.
    • Una vez que escojan la que captó más la atención de la mayoría, proponles ideas para representar cómo sería la vida en esa realidad alternativa.
      • Mediante una breve obra teatral.
      • Dibujando una historieta.
      • Haciendo un breve video (similar a un Reel o TikTok)
    • Establece los equipos y dales algunas ideas para presentar su interpretación de esa realidad alternativa. Aquí algunos ejemplos: 
      • Actuar un día en la vida de alguien que tiene el superpoder de leer la mente de los demás.
      • Hacer una historieta sobre la vida cotidiana de la gente que puede viajar en el tiempo y hablar con personajes históricos.
      • Escribir un ensayo sobre cómo imaginan que sería el mundo si todavía no se hubiera inventado Internet.

    Crear escenarios como estos hará que los alumnos tomen conciencia de su entorno y puedan  compararlo con otras realidades alternativas, así como vincular momentos y personajes históricos relevantes.

  3. Breaking News: las noticias al momento
    actividad-noticiero-escolar

    Existe poca información sobre dinámicas para involucrar a los menores en acontecimientos de actualidad en el mundo. Tal parece que hay una creencia de que los alumnos a nivel básico no están interesados por las noticias.


    Esta dinámica se propone emular los noticieros tradicionales para que, de una manera teatral y divertida, los alumnos interpreten a los comunicadores de los telediarios. Estos son los pasos:

    • Preséntales algunos fragmentos de noticias impactantes en diferentes momentos de la historia:
      • El primer viaje a la luna
      • La primera computadora de la historia
      • El primer teléfono celular
    • Ayúdales a diseñar en clase un escenario como el de los noticieros tradicionales: material multimedia (la clásica música de noticias), el fondo del “set de televisión”, el teleprompter (para leer las noticias).
    • Si la clase es en línea, la dinámica puede ser más divertida: en lugar de ser presentadores de noticias, pueden actuar como reporteros que transmiten desde “el lugar del acontecimiento”.
    • Recuerda que no tienen que ser eventos reales o de interés mundial, pueden ser simplemente acontecimientos escolares, como el torneo de fútbol o la feria de ciencias. Incluso, pueden llevarlo a un terreno divertido; por ejemplo, “la extraña desaparición del libro de matemáticas” y a partir de un tema tan sencillo como ese, elaborar un guion de noticias.

    Esta actividad suele ser muy enriquecedora porque ayuda a los alumnos a desarrollar habilidades comunicativas como la asertividad. También aprenden a ordenar sus ideas y transmitirlas con formalidad.

  4. Dime quién soy
    juego-quien-soy-pensamiento-critico

    Los griegos lo sabían desde hace más de dos mil años: conocernos a nosotros mismos es una de las actividades humanas y filosóficas más importantes para el ser humano. 

    Este popular juego sirve tanto para amenizar una tarde familiar como para descubrir qué tan receptivos y observadores somos para reconocer a las personas a nuestro alrededor. 


    La dinámica es relativamente sencilla:

    • Los alumnos se ordenan en un círculo y cada uno debe escribir en un papel el nombre de un personaje, pero en esta ocasión no será de ficción, tampoco un personaje famoso, sino que debe ser un compañero de clase.
    • Cuando todos tengan escrito el nombre de su compañero de clase, deben pegarlo en la frente del participante a su derecha (obviamente sin que este vea la etiqueta).
    • Si la clase es virtual: los alumnos escriben el nombre y lo designan al compañero que está a su derecha de la pantalla. Como solo esa persona sabe el nombre que escribió y no lo puede revelar a los demás, solo ella le hará las preguntas a la persona designada.
    • Uno de los alumnos empezará a formular preguntas para intentar descubrir el nombre de la persona que le fue asignada.
    • Importante: las respuestas solo pueden ser “Sí - No”; por ejemplo: ¿Tengo ojos cafés? ¿Tengo el pelo corto? El alumno solo podrá responder “sí” o “no”.
    • Como docente también se debe participar y orientarlos a hacer preguntas respetuosas y evitar otras como “¿soy una persona tonta?” “¿tengo una nariz fea?” 
    • El alumno que adivine quién es, podrá salir del juego.

    El pensamiento creativo también se nutre de la empatía. Con esta dinámica los alumnos mejorarán su capacidad de observación, descubrirán cuánto se conocen entre ellos y, quizá lo más importante, podrán identificar cómo son percibidos por sus compañeros.

Ya sea de manera presencial o virtual, desarrollar el pensamiento crítico y creativo de los alumnos es una de las mejores formas de impulsar sus habilidades y ayudarlos a explorar otras posibilidades de aprendizaje.

Si deseas conocer otras posibilidades de enseñanza, te invitamos a conocer K12 Digital, diseñada especialmente para Secundaria y Bachillerato. K12 Digital es la plataforma más completa, que reúne en un solo espacio todos los recursos y herramientas que tus alumnos necesitan para elaborar estrategias y dinámicas como estas. ¡Conoce más de K12 digital aquí!

 


Referencias

De Bono, E., & Traductores varios. (1991). El pensamiento lateral. Paidós, Argentina.

Izu, R. K. M. (2007). El desarrollo del pensamiento crítico creativo desde los primeros años. El ágora USB, 7(2), 311-321.

Jusino, Á. R. V. (2003). Teoría y pedagogía del pensamiento crítico. Porfirio García Fernández, 35.

Serrano, P. A. C., & Solar, M. L. C. (2011). Efecto de un modelo de metodología centrada en el aprendizaje sobre el pensamiento crítico, el pensamiento creativo y la capacidad de resolución de problemas en estudiantes con talento académico. Revista española de pedagogía, 39-55.

 

Déjanos un comentario

Suscríbete a nuestro blog

y entérate de todas las novedades