Cómo ayudar a niños con déficit de atención a alcanzar el éxito

  • Fecha de publicación: 13 de enero de 2023
como ayudar a niños con déficit de atención a alcanzar el éxito
Dirigidos a Maestros
Tiempo de lectura: 8 min.

Si bien el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) no se considera como una discapacidad cognitiva, los niños con déficit de atención o hiperactividad sí suelen experimentar obstáculos adicionales para alcanzar los objetivos que se les marcan en la escuela, en comparación con los estudiantes que no lo padecen.


De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH) de EE. UU, hasta el 9% de los niños podrían padecer TDAH y es un hecho que la gran mayoría no han sido adecuadamente diagnosticados, por lo cual no suelen contar con el tipo de ayuda integral que requieren.

No es que no tengan una gran capacidad de aprendizaje, al igual que los demás, sino que algunos rasgos comportamentales resultan disruptivos o incompatibles en relación con las dinámicas de enseñanza en el aula, e incluso con las dinámicas sociales preestablecidas con sus compañeros y docentes.

Las cifras en Latinoamérica aún no son determinantes, pero se estima que deberían ser similares o incluso más elevadas. 

Esta población estudiantil representa uno de los retos más grandes para los docentes, especialmente en escuelas de gobierno. Afortunadamente, hay muchas cosas que están a nuestro alcance para ayudar a los niños con déficit de atención y es justamente lo que revisaremos en este artículo.

¿Cómo reconocer a los niños con déficit de atención?

happy-little-girl-telling-story-to-child-psychologist-during-therapy-session-in-cozy-modern.jpg_s=1024x1024&w=is&k=20&c=9IZsF9QPqSPPhVEtl8pVM3XiKCbE2XluVIA_uDiqs50= (1)

Algunas de las características que nos ayudan a reconocer a los niños con déficit de atención son las siguientes:

  • Se les dificulta poner atención a una sola cosa, incluso por periodos cortos.
  • Se sienten muy incómodos e inquietos cuando se les pide permanecer quietos en un solo lugar.
  • Interrumpen constantemente al profesor y a los compañeros.
  • Suelen ser muy impulsivos, aunque luego pueden arrepentirse de sus acciones.
  • Su nivel de energía o actividad es particularmente alto, lo cual hace difícil “seguirles el ritmo”. 
  • Se pueden enfocar de manera excesiva en algunas tareas particulares que les llaman especialmente la atención y en estos períodos parece que no escuchan cuando se les habla. 

5 formas de ayudar a los niños con déficit de atención a alcanzar el éxito académico

¿Cómo ayudar a niños con déficit de atención? La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda que los docentes y el personal escolar también se involucren todo lo posible en su desarrollo, ya que ayudarlos a alcanzar sus objetivos escolares, sociales y emocionales debe ser un trabajo en conjunto con los padres de familia.

A continuación, te presentamos cinco estrategias que han demostrado ser de gran utilidad para los estudiantes con TDAH:

  1.  Gestión del comportamiento positivo en el aula

    Este es un enfoque que refuerza las actitudes y comportamientos positivos de los estudiantes con algún sistema de recompensas. Al mismo tiempo, quita poder a las conductas negativas, hostiles o irresponsables, no con castigos, sino evitando que se consigan las recompensas. 


    Una de las ventajas de la técnica de gestión de comportamiento positivo es que es fácil de integrar con elementos de juego (gamificación), lo cual permite que el alumno se involucre mejor con el nuevo sistema.

    Cada docente elige de qué manera en particular puede poner en marcha esta estrategia, de acuerdo con las necesidades de los alumnos con TDAH y de las condiciones en el aula. 

    El profesor puede realizar una lista con determinadas actitudes positivas que hacen que los alumnos ganen una determinada cantidad de fichas y otras actitudes negativas que hacen que las pierda, por ejemplo: 

    • Poner atención a la maestra = 1 ficha
    • No interrumpir a los compañeros mientras participan: 1 ficha
    • Terminar la actividad a tiempo = 2 fichas
    • Levantar la mano antes de hablar o pararse de su asiento = 1 ficha
    • Interrumpir a un compañero = -1 ficha
    • Levantarse del asiento o hablar fuerte sin levantar la mano = -1 ficha
    • No terminar la actividad a tiempo = -1 ficha
    • No seguir las instrucciones del maestro = -1 ficha

    Luego, las fichas pueden ser cambiadas por alguna recompensa en específico. De esta manera, el alumno con TDAH las va recolectando tal y como si se tratara de un juego. El maestro puede establecer que al final de la semana se contarán las fichas y los estudiantes que tengan suficientes podrán elegir las recompensas que prefieran. Por ejemplo:

    • 5 fichas= 20 minutos libres
    • 10 fichas= un chocolate
    • 15 fichas = una hora de juego en el iPad

    El tipo de recompensas que se otorguen deben ser realmente motivadoras para los alumnos y, de preferencia, deben discutirse tanto con la administración escolar como con los padres de familia, pues frecuentemente implican una inversión de recursos extra. 

    Esta es una técnica que ha demostrado su utilidad en niños desde preescolar hasta el equivalente a octavo o noveno grado.

  2. Entrenamiento en habilidades de poder o power skills

  3. a-young-female-tutor-having-a-lesson-with-an-absentminded-child-with-concentration-issues.jpg_s=1024x1024&w=is&k=20&c=oMzZQDdgpRcf1VExrPC2sxwsegXwCg6QiuO5R3xVM0c=


    En los niños con déficit de atención e hiperactividad es especialmente importante fortalecer habilidades relacionadas con el manejo del tiempo, la planeación y la organización. 

    El objetivo es que el alumno aprenda a autogestionarse mejor y a adaptar su entorno inmediato para que le sea más sencillo evitar distracciones. 

     

    Como ya vimos, los niños con déficit de atención no solamente tienen dificultades para concentrarse y permanecer quietos, sino que es muy frecuente que ciertas emociones relacionadas con la frustración los rebasen, lo cual tiene consecuencias para sus relaciones sociales y para su autoestima. 


    Algunas de las habilidades blandas a las que es imprescindible destinar más tiempo y atención al trabajar con ellos son:

  4. Adaptaciones especiales

    Muchas veces, los niños con déficit de atención mejoran sustancialmente en la escuela cuando se toman en cuenta sus necesidades y no se les obliga a seguir el mismo ritmo que a los demás. Algunas de las adaptaciones que fácilmente podemos habilitar para ellos son: 

    • Atención un poco más personalizada y frecuente, además de ubicarlos al frente de la clase
    • Tiempo extra en los exámenes o tareas 
    • Espacios especiales libres de distracciones para fomentar la concentración
    • Clarificación constante de las expectativas en el aula, sobre todo en los cambios de rutina
    • Instrucciones y tareas adaptadas al niño 
    • Permitirles usar audífonos con ruido blanco o música clásica para mejorar la concentración
    • Mayor cantidad de refuerzo positivo inmediato 
    • Intervalo más corto entre los descansos 
    • Espacios disponibles para moverse con libertad y liberar energía mediante el ejercicio

    De acuerdo con los especialistas, otra adaptación que puede ser muy beneficiosa para los niños con déficit de atención es que los maestros y los padres se acostumbren a tener un canal directo para la comunicación constante, por ejemplo, mediante breves reportes diarios.

    Esto ayudará a que, tanto en casa como en la escuela, los adultos responsables puedan hacer equipo para darle continuidad a las estrategias de adaptación y al fortalecimiento de las habilidades blandas que se necesitan para contrarrestar los efectos del TDAH. 

  5. Reglas más claras y transiciones más marcadas

    A los niños con déficit de atención no solo se les complica poner atención en una sola tarea por demasiado tiempo, también pueden entrar en un estado de hiperenfoque que hace más difícil que pasen su atención de una tarea a otra cuando es tiempo de cambiar de actividad.

    Además, cuando las expectativas o las reglas cambian, pueden seguir aplicando las reglas y estructuras de la actividad anterior a la nueva. Por esta razón, es necesario combinar la clarificación constante de expectativas con la predictibilidad en las tareas y las señales sensoriales para las transiciones.

    Un ejemplo de cómo hacerlo sería el siguiente. Imaginemos que a lo largo del día tenemos planeadas tres actividades con los alumnos: una de dibujo, una de coordinación psicomotriz mediante el baile y una más de resolución de operaciones matemáticas.

    Para los niños con déficit de atención es muy útil recibir al inicio del día un “programa” con las actividades que harán y el tiempo que durará cada una. El docente también puede darle al estudiante una tarjeta con las reglas escritas de cada actividad, donde se especifique que durante el baile no usamos los colores y durante el dibujo no bailamos.

    Finalmente, podemos marcar la transición de una actividad a otra con temporizadores y pistas auditivas, así como con intervalos especiales de actividad física y relajación entre unas y otras. 

     

  6. Realizar actividades que les permitan enfocar su energía

    Algunas actividades y juegos escolares que son entretenidos, atractivos y eficientes para ayudar a fortalecer la atención, la paciencia y la concentración en niños con TDAH son las siguientes:

    • Buscar diferencias entre dos imágenes aparentemente iguales
    • Resolver sopas de letras o rompecabezas
    • Jugar a hablar en cámara lenta
    • Jugar a la tortuga, que se mueve lentamente y se esconde en su caparazón para poder calmarse
    • Tratar de replicar un modelo con bloques de construcción o legos
    • Identificar objetos nuevos o faltantes en el salón de clases
    • Jugar a imitar un personaje de la forma más detallada posible

    La ventaja de estas actividades es que son bien recibidas por todos en el aula, por eso es importante que todos los días tengamos al menos uno o dos espacios para realizarlas.

     

     

    En Pearson tenemos un gran compromiso con la educación de las nuevas generaciones en América Latina. Sabemos que desde las instituciones públicas puede lograrse un enorme impacto positivo, por eso trabajamos codo a codo con ellas para seguir elevando la calidad de la educación.

     


    Te invitamos a que conozcas todas las soluciones de enseñanza para escuelas públicas que tenemos disponibles para ti.

 

banner-compartir-contenido-ideas-pearson

 

Referencias

Evans S, Owens J, Bunford N. (2014) Evidence-based psychosocial treatments for children and adolescents with attention-deficit/hyperactivity disorder. Journal of Clinical Child & Adolescent Psychology. 

Harrison JR, Bunford N, Evans SW, Owens JS. (2013) Educational accommodations for students with behavioral challenges: A systematic review of the literature. Review of Educational Research. 

Déjanos un comentario

Suscríbete a nuestro blog

y entérate de todas las novedades