¿Cómo aprenden inglés los niños en el mundo de hoy?

  • Fecha de publicación: 15 de septiembre de 2021
Cómo aprenden ingles los niños
Dirigidos a Maestros
Tiempo de lectura: 11 min.

Hoy en día, existen un mundo de posibilidades para hablar inglés gracias al crecimiento de las tecnologías de la comunicación y los avances pedagógicos, pero ¿cómo aprenden inglés los niños hoy en día?


En esta ocasión te compartimos un breve análisis de la forma en que ha evolucionado el enfoque con que se imparte inglés a los niños, así como las ventajas de aprender el idioma a temprana edad.

¿Por qué la infancia es la mejor etapa para aprender inglés?

A diferencia de los adultos, para los niños el idioma materno aún encierra un mundo de posibilidades para jugar y experimentar con el lenguaje, lo que les permite integrar con facilidad nuevas palabras y conceptos, incluso en otro idioma. Es por eso que aprender inglés es mucho más sencillo en la infancia, ya que se integra a un proceso que aún está en fase de exploración.

aprender-ingles-en-infancia

Pero eso no es todo: aprender inglés a temprana edad no solo amplía el campo comunicacional, además estimula diversas áreas cognitivas para el correcto desarrollo de habilidades y destrezas directamente relacionadas con el lenguaje, entre ellas destacan:

  • Habilidades socioemocionales como la asertividad o la empatía
  • Autocontrol y regulación de la conducta
  • Razonamiento divergente, el cual les permite reconocer varias posibilidades comunicativas
  • Autoconsciencia y comprensión de su entorno a partir del contexto lingüístico
  • Ampliación del marco social y cultural

>>> Te puede interesar: 3 actividades en inglés con las que seguro los niños aprenderán

Cuando los niños aprenden inglés no solo incrementan su lenguaje, también se abre para ellos un mundo de posibilidades de crecimiento integral el cual, debido a la etapa en que se encuentran, podrán aprovechar mejor que en la edad adulta, pues para ellos el adquirir conocimientos lingüísticos es parte de su vida diaria.

En la niñez los idiomas no se aprenden, se adquieren

Para los niños, mejorar su lenguaje y conocer nuevas palabras es una actividad que realizan a todas horas. Técnicamente, todo el día están practicando idiomas, y aunque resulta un poco paradójico, el hecho de que su lenguaje aún siga en proceso de formación se convierte en una gran ventaja para aprender inglés.

A diferencia de los adultos, los niños carecen de restricciones sociales o intelectuales que pudieran frenar su interés cuando aprenden inglés: no les apena pronunciar mal ciertas palabras o decir frases entrecortadas; tampoco les resulta tedioso o aburrido porque no es una actividad impuesta.

Del mismo modo, su inagotable curiosidad los motiva a experimentar sin temor con el lenguaje; al contrario, les fascina explorar todas las posibilidades de una palabra y decir cosas como “quiero comidar” en lugar de “quiero comer” porque les resulta más práctico mezclar el sustantivo “comida” y el verbo “comer”. 

Esto lo podemos ver, por ejemplo, con los niños de entre 2 y 3 años, cuando emplean expresiones básicas para satisfacer sus necesidades enlazando palabras como “mamá-agua” para indicar que tienen sed. 

Mediante la dinámica adecuada, los niños de 2 o 3 años también pueden aprender a decir “mom-water” para pedir agua, pero sin estar conscientes de que están hablando en inglés, simplemente estarían “decodificando” la expresión para asumir que hay otras formas de decir que tiene sed en otros contextos.

ninos-hablando-telefono-roto

Recordemos que el código es una de las funciones más importantes de la lengua; según Roman Jakobson, se refiere a la “encriptación en la que se transmite el mensaje de emisor a receptor: el emisor codifica el mensaje y el receptor lo decodifica para comprenderlo”.

Esta es una de las mayores ventajas cuando los niños aprenden inglés a temprana edad, ya que no tienen que traducir las palabras, sino que las decodifican para integrarlas a su lenguaje natural, y luego las emplean en el contexto que consideran conveniente. Es decir, no necesitan que alguien les indique cuándo hablar en inglés o español, su propio entorno les dirá el momento adecuado de hacerlo.

En un reportaje realizado a la guardería bilingüe Spanish Nursery, en Londres, la directora Carmen Rampersad señala que es muy común que los niños extranjeros lleguen hablando en español con sus padres y de inmediato aprenden inglés como parte de su necesidad y motivación para comenzar a jugar y comunicarse con sus compañeritos; cabe mencionar que este proceso de aprendizaje=socialización ocurre de forma espontánea.

Pero no siempre fue así. ¿Cómo ha cambiado la enseñanza del inglés en los últimos años?

Poco antes de la revolución tecnológica impulsada por Internet, enseñar inglés se regía por un proceso sistemático. El objetivo central consistía en dosificar conocimientos mediante la memorización y la reproducción mecánica.

ninos-clase-de-ingles

Los resultados bajo este sistema eran bastante limitados, ya que los niños veían el inglés como una asignatura más, y no como una oportunidad para convivir, crecer y expresarse en otro idioma.

Recordemos que al comunicarnos estamos proyectando nuestra forma de pensar, sentir y conocer el mundo. Es por eso que no resulta muy conveniente enseñar inglés como si fuera otra asignatura escolar, ya que aprenderlo va más allá de incrementar el vocabulario o aprender nuevas formas gramaticales, sino de interactuar con los demás en otro idioma de forma natural y sin limitaciones.

Por fortuna, con el desarrollo de la inteligencia emocional, a mediados de los años setenta comenzó a tomar relevancia la necesidad de que el aprendizaje se centrara en el contexto del alumno y no el conocimiento mismo.

>>> Te puede interesar: ¿Por qué es importante para los niños la inteligencia emocional?

Esto abrió la puerta a nuevas dinámicas de aprendizaje en donde los factores socio-afectivos tenían tanta importancia como los saberes aprendidos, es decir, partiendo de lo que el alumno conoce sobre el mundo que le rodea.

Este avance pedagógico influyó enormemente en la enseñanza  del inglés hoy en día, ya que evidenció la necesidad de romper con la dinámica tradicional en donde los niños debían adaptarse al modelo de aprendizaje en lugar de adaptar el modelo a sus motivaciones, necesidades e intereses.

¿Qué factores influyen cuando los niños aprenden inglés en la infancia?

 

Comencemos por una realidad pedagógica: siempre se aprende mejor y más rápido cuando estamos motivados.

En efecto, para entender cómo los niños aprenden inglés debemos tomar en cuenta que cada etapa de nuestra vida tiene diversas necesidades y motivaciones que nos impulsarán a dominar el idioma con mayor rapidez, ¿sabes cuáles influyen en los más pequeños?

>>> Te puede interesar: ¿Cómo las emociones afectan el cerebro de tus estudiantes?

Para mostrar el panorama completo, te compartimos la siguiente tabla en donde podrás conocer algunas de las necesidades y motivaciones que influyen directamente en el proceso para adquirir un nuevo idioma en cada etapa de nuestra vida:

ETAPA EDAD CARACTERÍSTICAS
1.ª Infancia 0 a 5 años

Utiliza el mismo sistema con el cual está aprendiendo el idioma materno, valiéndose de los sentidos como la vista y el oído para absorber conocimiento y poderse comunicar. 

No hay una distinción clara entre el inglés y su idioma natural, por lo que cada palabra se integra a su lenguaje como parte de una estrategia de supervivencia para cubrir sus necesidades básicas

2.ª Infancia 6 a 11 años Recurre a la imitación de conducta: cuando observa a sus familiares, tutores o personas de su círculo social hablando en inglés, se siente en la necesidad de replicar sus acciones para ser escuchado y tomado en cuenta
Adolescencia 12 a 18 años La búsqueda de identidad y de nuevas experiencias, así como la necesidad de socializar y expresarse, son grandes motivadores para que el adolescente desee comunicarse en otro idioma. Esto se debe a que la cultura popular latinoamericana está fuertemente influida por el idioma inglés.
Juventud 19 a 26 años Motivación personal y académica: el idioma inglés se vuelve parte de sus propósitos formativos. Ya no solo influye la necesidad de comunicarse en inglés, sino de aprovechar este idioma para ampliar sus expectativas de crecimiento personal y profesional.
Adultez 27 a 59 años Motivación profesional: en esta etapa se tienen claros los intereses y propósitos para aprender inglés, lo que permite delimitar claramente los  objetivos; por ejemplo, para mejorar el currículum, obtener un mejor puesto laboral o buscar otras ofertas de trabajo.


Si nos enfocamos en las dos primeras etapas, podremos ver que las necesidades y motivaciones de los niños para aprender inglés se concentran en poder comunicar alguna carencia físico-afectiva, así como el interés por ser protegidos y reconocidos por los demás.

¿Qué ha cambiado en la forma como aprenden inglés los niños en los últimos años?

Sin duda, existen cambios muy importantes en la forma en que ha evolucionado la metodología para enseñar inglés a los niños, entre ellos destacan:

  • Romper con el sistema tradicional, el cual enseñaba el idioma del mismo modo que lo hacía con otras asignaturas académicas.

  • Generar ambientes escolares donde el aprendizaje del inglés sea lo más cercano posible a la forma en que se aprendió o se sigue aprendiendo el idioma materno.

  • Enseñar el idioma a partir de las necesidades y motivaciones de los niños, aprovechando todo aquello que les es familiar (canciones, películas, juegos) o que tiene un sentido significativo en su universo infantil. 

  • Atender de forma global y equilibrada las 4 habilidades esenciales del inglés: lectura, comprensión auditiva, expresión oral y escrita.

  • Recurrir a todas las herramientas tecnológicas y pedagógicas a nuestro alcance para que los niños aprovechen al máximo su potencial: aplicaciones, archivos multimedia, actividades, plataformas y juegos interactivos entre otros.

>>> Te puede interesar: ¿Cómo impactan las clases virtuales el proceso educativo?

Todos hemos escuchado que los niños tienen una gran facilidad para aprender idiomas, que son como “esponjitas” que lo absorben todo, pero en muy pocas ocasiones se explica que esta habilidad no dará frutos si no generamos condiciones para que los niños se enfrenten a los retos del idioma en un hábitat que consideren natural y seguro.

Un ambiente en donde predomina la pedagogía lúdica y la experimentación siempre será el mejor escenario para que los niños aprendan inglés, y, al mismo tiempo, incrementen la creatividad, la resolución de problemas y el trabajo colaborativo en un contexto lo más cercano a la realidad que viven día con día.

Ebook estrategias para añadir valor a la enseñanza del ingles en niños

¿Quieres conocer más acerca de la enseñanza de inglés? Te invitamos a descargar gratis nuestra Guía Rápida: Estrategias para añadir valor a la enseñanza de inglés en niños, donde aprenderás cómo incentivar a los más pequeños a través de la codificación, la resolución de problemas y las habilidades colaborativas.

¡Tus alumnos mejorarán su dominio del idioma mientras juegan y desarrollan sus habilidades socioemocionales!


Referencias

Quidel Cumilaf, David; del Valle Rojas, Juan; Arévalo López, Lissette; Ñancucheo

Chihuaicura, Catherine; Ortiz Neira, Ramón: LA ENSEÑANZA DEL IDIOMA INGLÉS A TEMPRANA EDAD. Vivat Academia, núm. 129, diciembre, 2014, pp. 34-56 Universidad Complutense de Madrid

Mancilla. A: El lenguajes en las etapas del desarrollo humano. Revista de Investigación en Psicología, Vol.3 No.2, diciembre 2000.

Unidad de apoyo para el aprendizaje: el lenguaje y sus funciones. UNAM-Acatlán. Recuperado en: (28 de agosto de 2021).  http://132.248.48.64/repositorio/moodle/pluginfile.php/1427/mod_resource/content/1/contenido/index.html

Déjanos un comentario

Suscríbete a nuestro blog

y entérate de todas las novedades