Claves para una transición tecnológica en educación

claves para una transición tecnológica Educacion del futuro

¿Cuántas veces, como líderes educativos, nos hemos encontrado presentando un nuevo sistema, un cambio en el currículo, una nueva tecnología o nuevos materiales? y ¿Qué tiempo después nos hemos dado cuenta de que no se generan los impactos esperados por esta transición tecnológica? 


Cuando elegimos una nueva plataforma educativa (LMS), o un nuevo entorno virtual de aprendizaje, la fase de implementación suele ser un reto. No solo desde lo operativo, sino desde el cambio de paradigma. 

Coincidirán conmigo en que, en muchos casos, hablar de tecnologías en el mundo educativo era, hasta no hace mucho tiempo, casi un pecado. La idea en si misma se resistía desde los más profundos sentires de nuestros equipos. 

>>> Te puede interesar: Ventajas de implementar una plataforma de aprendizaje

Hoy, en la era COVID, podemos estar seguros de que este cambio se ha acelerado de maneras indescriptibles. Desde 2020, la tecnología dejó de ser una opción para convertirse en el único vehículo de los aprendizajes. 

He aquí, mis queridos colegas líderes, la gran paradoja a aprovechar: ya nadie resiste las nuevas tecnologías, porque durante varios meses tuvieron que sumergirse en ellas, descubrirlas, en sus luces y sus sombras, para poder tomar lo mejor de ellas.  

Entonces, será menester de los líderes educativos con alma y corazón, planificar estratégicamente estas implementaciones, para que las mismas sean facilitadoras, no obstáculo; vehículo, no estorbo; espacios generadores, no aires restrictivos. Aquí te comparto algunas ideas para hacer más fácil la transición tecnológica. 

1. Centrarse en el futuro, pero habitando el presente

Nuestro rol de líderes educativos es el de marcar rumbos, ser faro de dirección, empoderar a nuestros equipos. Pero esto siempre debe suceder desde la realidad de nuestras aulas, nuestra realidad presente.  
De nada sirve intentar replicar modelos educativos del primer mundo en entornos en los que sabemos están lejos de poder alcanzar esos estándares: estaremos desperdiciando la oportunidad del verdadero cambio profundoaquel anclado en la vida real de nuestras aulas. 
 
¡Cuidado con el síndrome de altura! Muchas veces se nos acusa a los líderes de estar demasiado en las estrategias y de perder contacto con la lucha diaria de nuestros equipos. Usemos esta transición tecnológica educativa con un claro mensaje de avance hacia un futuro, pero entendiendo claramente los desafíos que todos los días enfrentarán nuestros maestros al implementarlo.


2. Ser explícito, asertivo, claro y repetitivo  

El síndrome de altura de los líderes muchas veces nos hace suponer que nuestros equipos están “dentro” de nuestra cabeza y que, por ende, todos entenderán nuestras decisiones desde ese lugar. 

La mala noticia del día es: ¡no hay nadie dentro de nuestras cabezas más que nosotros mismos! El desafío entonces es ser extremadamente explícitos en los POR QUÉ y PARA QUÉ de la incorporación de esta tecnología. 

Compartir que nos llevó a elegirla, cuál es el horizonte y los motivos profundos que movieron nuestra decisión. Socialicemos el conocimiento y la información, eso que tanto esperamos suceda en nuestras aulas. Cada staff meeting, cada encuentro con nuestros maestros es una oportunidad de compartirles toda la información necesaria referida a la transición tecnológica. 

3. Entregar ventajas y soluciones, admitiendo los desafíos

Durante todo el proceso de la transición tecnológica, deberemos ser gestores de la esperanza del equipo. Sabemos que estas implementaciones, en una primera instancia, requieren de horas invertidas en capacitación, prueba y error, que nuestros maestros y equipos salgan de su zona de confort.

>>> Te puede interesar: Liderazgo híbrido: el nuevo liderazgo educacional

Entonces, ¡animémoslos! Ayudemos a que recuerden el propósito del cambio, como mejorará sus vidas una vez que se familiaricen con lo técnico. Seamos conscientes de los desafíos, pero siempre con la mirada puesta en la esperanza activa. ¡No podemos hacerlo solos! Ni debemos. Aquí llega el próximo punto. 

4. Gestionar comunidades de apoyo mutuo

En tiempos de liderazgo distribuido, ya no estamos solos como líderes. Podemos crear y diseñar estrategias de apoyo mutuo que no pasen constantemente por nosotros, en un gran ejemplo de lo que se denomina liderazgo enjambre o inteligencia colectiva: 

  • Pares pedagógicos que se ayudan mutuamente 
  • Mentoreo entre tres o cuatro maestros 
  • Círculos de apoyo 

Gestionar estas comunidades de ayuda mutua genera no solo soluciones más rápidas y descentralizadas, sino que transmite confianza, sentido de colaboración y pertenencia en nuestros equipos.

5. Entrenar, entrenar y entrenar

Nada nos otorga seguridad con las nuevas tecnologías, salvo nuestra propia experiencia y familiarización con las mismas. Como líderes, creemos planes de formación y apoyo a largo plazo, repitiendo entrenamientos las veces que sea necesario. 

Sabemos que, desde las Neurociencias, aprendemos mejor haciendo. Nada más aplicable a las nuevas tecnologías, que pueden ser simples, funcionales y amigables, una vez que las entendimos y aplicamos.  

Recuerda: entrenar nuevos hábitos requiere práctica, práctica y más práctica. Nuestros equipos necesitarán tiempo para esto. Consideremos este factor en las planificaciones, espacios de entrenamiento y capacitación, y sobre todo, en cuánto estaremos demandando de nuestros equipos en estos períodos de transición tecnológica. ¡Su tiempo sigue siendo el mismo! 


¿Te gustaron estas ideas? Conoce aquí Pearson Digital Hub, una herramienta enfocada en instituciones educativas que ayudará a tu comunidad a tener una transición tecnológica exitosa. Si deseas agendar una llamada, sigue este enlace y uno de nuestros asesores se contactará contigo. 

<strong>Valentina Arango Eastman</strong> | Marketing de contenidos
Mónica Rodriguez | Fundadora InspirED Consultora

Experta en habilidades socioemocionales, mindfulness y liderazgo. Movida por su deseo de comprender y capitalizar el mundo de las emociones.

x

Déjanos un comentario

Suscríbete a nuestro blog

y entérate de todas las novedades