Aprendizaje adaptativo, tendencia educativa para las escuelas de hoy

Aprendizaje adaptativo como tendencia en las escuelas Dirigidos a Maestros

El Aprendizaje adaptativo puede aplicarse a cualquier etapa educativa. Es una herramienta con un doble objetivo de aprendizaje, tanto académico como tecnológico, ya que permite a los estudiantes familiarizarse con entornos digitales.


El aprendizaje hecho a medida ha demostrado ser una de las maneras más eficientes de lograr que tanto alumnos como docentes se mantengan plenamente motivados a lo largo de todo el proceso de enseñanza. Por desgracia, no se puede lograr masivamente con medios tradicionales, y por eso el Aprendizaje adaptativo está ganando más terreno que nunca.

Gracias al auge de los entornos virtuales o mixtos de aprendizaje, como los Learning Management System (LMS, por sus siglas en inglés), el modelo del aprendizaje adaptativo está pasando de la teoría a la práctica, e incluso hay quienes opinan que se está estableciendo como la nueva normalidad educativa.

Se trata de un modelo pedagógico que existe desde mediados del siglo XX, pero se ha visto impulsado en la era de la información gracias a las tecnologías digitales, tanto que, de acuerdo con un reporte de la firma de investigación Markets and Markets, el mercado de las aulas inteligentes EdTech alcanzará más de $180,000 millones de USD para 2025.

¿Cómo surgió el modelo del aprendizaje adaptativo?

origen-aprendizaje-adaptativo

El aprendizaje adaptativo tiene sus bases en los descubrimientos de grandes figuras de la pedagogía y la cognición como Jean Piaget y B.F. Skinner. Este último desarrolló en 1958 una metodología para incrementar la efectividad de la educación bajo condiciones controladas, cuyos pilares teóricos fundamentales eran:

  • Todos los estudiantes tienen ritmos y estilos de aprendizaje distintos, por lo que no es posible que un único mecanismo de aprendizaje sea eficiente para todos.
  • El estudiante debe tener un papel activo en su proceso de aprendizaje.
  • Cualquier aprendizaje debe fundamentarse en objetivos claros, medibles y personalizados. 
  • Es más fácil integrar pequeñas dosis o cápsulas de información, organizadas lógicamente dentro de un tema, sección o recuadro, una a la vez, que grandes cantidades de datos.
  • Para acelerar el aprendizaje, la retroalimentación positiva o negativa debe ser dada inmediatamente después de la respuesta.
  • La dificultad o complejidad esperada en la respuesta debe ser progresiva y ascendente. Es decir, ir de menos a más a medida que el alumno integra nuevos conocimientos. 

Aunque la postura de Skinner respecto al aprendizaje era visionaria, la tecnología en ese entonces no estaba lista para poder poner en práctica sus ideas de manera generalizada. No fue hasta que llegó la época digital que se demostró lo eficiente y útil que resulta este modelo.

Características del Aprendizaje adaptativo

alumna-aprendizaje-adaptativo

Como ya vimos, las premisas del aprendizaje adaptativo giran en torno a la centricidad en las necesidades, intereses y ritmo de los alumnos; esto significa que la dinámica entre el aprendiz y el agente educativo debe ser bidireccional. Es decir, que los estímulos de una parte modifican el comportamiento de la otra, y viceversa. 

Con un docente es fácil alcanzar este nivel de retroalimentación en tiempo real con uno, dos, o máximo tres alumnos, pero es prácticamente imposible en grupos más numerosos. Es en este punto en el que la tecnología entra como apoyo para el educador, permitiendo ofrecer una experiencia personalizada gracias a interfaces automatizadas que se adaptan a los requerimientos de cada individuo

Tomando en cuenta lo anterior, es importante compartir algunas de las características que destacan del Aprendizaje adaptativo:

  1. Cuenta con una interfaz dinámica

    icono-aprendizaje-rapidoSignifica que el medio por el cual el alumno interactúa con los contenidos de aprendizaje es interactivo, flexible y cambiante. El mejor ejemplo lo vemos comparando un libro normal con un libro interactivo: el primero tiene una interfaz estática, mientras que el segundo es dinámico y puede incluir evaluaciones y actividades. 


    Lo mismo ocurre con las aulas virtuales, los pizarrones inteligentes y las apps de microaprendizaje; son interfaces adaptativas en mayor o menor medida.

  2. Depende de la recopilación de datos

    icono-evolucionPara que un sistema de aprendizaje pueda adaptarse y ser realmente interactivo, debe poder recopilar ciertos datos del usuario que definen determinadas reacciones en el algoritmo. 


    Estos datos pueden ser tan básicos como el porcentaje de aciertos y errores en un test automatizado, o incluir aspectos más complejos como el tiempo de respuesta, el estilo de aprendizaje con base a las preferencias o incluso la cantidad de tiempo que el alumno ha pasado interactuando con un elemento en particular.

  3. Realiza algún nivel de análisis de datos

    icono-habilidadesLos datos que el sistema interactivo recolecta deben ser procesados por un algoritmo que puede tener distintos niveles de complejidad, desde las respuestas lógicas más básicas hasta ecosistemas de programación lo bastante sofisticados como para ser considerados Inteligencia Artificial (IA) y desplegar funciones de machine learning.


    Es gracias a este algoritmo que el sistema puede completar el modelo de aprendizaje mediante la retroalimentación personalizada.

  4. Genera retroalimentación positiva en tiempo real

    icono-emocionesUno de los aspectos más importantes del aprendizaje adaptativo es su enfoque de retroalimentación positiva. Es decir, que siempre se busca una manera amable y motivadora de llevar al alumno a trascender sus áreas de oportunidad, y siempre dentro del territorio próximo de aprendizaje y de manera progresiva, para evitar sentimientos de frustración e inadecuación.
  5. Fomenta el aprendizaje activo

    icono-auto-learningFinalmente, la experiencia del aprendizaje adaptativo no solo tiene la finalidad de acelerar la integración y consolidación de los conocimientos, también de acostumbrar al alumno a ser un elemento activo, no pasivo, de su propia instrucción, pues al ser el sistema el que le sigue el ritmo al alumno, y no al revés, este se convierte en el agente protagonista del aprendizaje.

Ventajas del aprendizaje adaptativo en las escuelas

Para poder implementar una metodología de aprendizaje adaptativo, se necesita cierta inversión en tecnología y en capacitación docente. Sin embargo, estos esfuerzos tienden a rendir frutos de manera inmediata ya que, entre otras cosas permite:

  • Que los alumnos aprendan a su ritmo, disminuyendo los rezagos innecesarios en áreas que ya dominan y evitando la presión innecesaria en áreas de oportunidad.
  • Generar un mayor interés en el proceso de aprendizaje, pues constantemente aparecen objetivos relevantes que representan un reto continuo, pero siempre alcanzable. 
  • Ahorrar tiempo en tareas repetitivas y mecánicas de evaluación o control a los docentes, gracias a la automatización.
  • Obtener mejores tasas de participación, y aprobación, así como disminuir las tasas de deserción en los cursos. 
  • Integrar la evaluación en tiempo real con el modelo de “aprender haciendo”

Cabe mencionar que este sistema puede aplicarse a cualquier etapa educativa, desde el preescolar hasta la capacitación continua en entornos laborales. Así mismo, por su base tecnológica, se trata de una herramienta que puede tener un doble objetivo de aprendizaje, tanto académico como tecnológico, ya que permite a los estudiantes familiarizarse con los entornos digitales.

La relación del Aprendizaje adaptativo con la gamificación y el microaprendizaje

aprendizaje-adaptativo-gamificacion

Anteriormente, habíamos hablado sobre la importancia de técnicas como la gamificación, aprender haciendo y el microaprendizaje para la enseñanza actual en todos los niveles. 

De hecho, estas tres metodologías tienen mucho qué ver con el aprendizaje adaptativo y muchas veces recurren a una secuencia similar al modelo de Robert Gagné, uno de los mayores exponentes de diseño instruccional jerarquizado y dinámico.

  • Los elementos del modelo Gagné son:
  • Captar la atención del alumno con algún estímulo atractivo
  • Informar los objetivos de un modo que genere motivación y expectativa
  • Repasar los conocimientos inmediatos anteriores para establecer mejor la base y el contexto
  • Presentar un estímulo que detone la percepción selectiva
  • Proporcionar una guía clara de aprendizaje 
  • Comprobar la comprensión en la respuesta del alumno 
  • Retroalimentar y reforzar
  • Evaluar el rendimiento 
  • Generaliza el conocimiento para reforzar la retención, es decir, llevar de lo particular a lo general. 

Este tipo de secuencias interactivas podemos verlas no solamente en aulas virtuales, pruebas automatizadas, entornos digitales de aprendizaje y apps educativas, también son la base cognitiva de casi todos los videojuegos y otras actividades de entretenimiento y vinculación social.

El aprendizaje adaptativo tiene muchas aplicaciones, ya que mantiene la motivación a partir de estímulos interesantes y retroalimentación positiva, lo cual convierte el acto de aprender en una experiencia placentera. Si quieres aprovechar esta y otras metodologías educativas de alto nivel en tu escuela o institución, te invitamos a conocer la amplia gama de soluciones que Pearson tiene para ti. 


Referencias

Gagné, R. M. (1993) Principios básicos del aprendizaje e instrucción. McGraw-HIll Interamericana, México, 1993.

González, Marcela; Benchoff, Delia; Huapaya, Constanza; Remon, Cristian. (2017). «Aprendizaje Adaptativo: Un Caso de Evaluación Personalizada». Revista Iberoamericana de Educación en Tecnología y Tecnología en Educación (19): 65-72. 

Von Feilitzen, C. (2002). Aprender haciendo: reflexiones sobre la educación y los medios de comunicación. Comunicar, 9(18), 21-26.

 

Déjanos un comentario

Suscríbete a nuestro blog

y entérate de todas las novedades