¿Cómo estudiar inglés para un examen? 5 trucos muy útiles

trucos para estudiar para un examen de ingles Certificaciones y evaluaciones

¿Tienes un examen o certificación de inglés y quieres asegurarte de aprobarlo? Esto puede generar mucha tensión y “bloquearnos” al momento de realizar la prueba. Conoce 5 trucos útiles para superarlo.


Si necesitas aprobar un examen para certificar tu conocimiento del idioma inglés por motivos académicos o de trabajo, sabemos que la preparación puede resultar frustrante si no conoces ciertas herramientas o técnicas que faciliten tu proceso.

En este artículo encontrarás algunas prácticas sencillas pero muy efectivas que podrás realizar paso a paso para lograr excelentes resultados en tu examen internacional o certificación de inglés.

Preparación para un examen de inglés: ¿Por dónde debo empezar?

icono-duda

Los exámenes de inglés suelen ser muy diferentes dependiendo del enfoque o tipo de certificación. Para evitar que esto nos tome por sorpresa, debemos prepararnos con tiempo suficiente para generar estrategias que nos ayuden a alcanzar nuestra meta.

Ahora bien, ¿por dónde empezar? Es la pregunta que muchos estudiantes de inglés se hacen todos los días. El primer paso es cambiar tu enfoque de estudio: prepararte del mismo modo que lo harías si estuvieras entrenando para correr un maratón.

Lo anterior implica mentalizarnos para cursar un periodo de aprendizaje más intenso de lo habitual, enfocando toda nuestra atención y esfuerzo intelectual a un solo objetivo: obtener el mejor resultado en nuestra prueba.

¿Quieres aprender inglés? Empieza por crear hábitos

Una vez que somos conscientes de que entraremos en un periodo de entrenamiento académico, debemos preparar el terreno en donde vamos a trabajar, lo que implica deshacernos de todos esos elementos que pudieran interrumpirnos y afectar el resultado. Veamos algunos ejemplos.

Hábitos que NO debes seguir al prepararte para un examen

errores-hacer-examenes-de-ingles

Estos son algunos errores comunes que se cometen con frecuencia cuando nos preparamos para un examen. Seguramente te sentirás identificado con alguna de estas prácticas, pero no te preocupes; más adelante te mostraremos las estrategias para evitarlas:

  • Empezar sin objetivos claros

    Prepararse para un examen de inglés sin objetivos claros y realistas nos impedirá visualizar la meta que queremos alcanzar. Es evidente que nuestra idea es aprobar el examen de inglés y, además, con los mejores resultados, pero saberlo no es suficiente si no tenemos claro cuáles son los pasos que debemos seguir para lograrlo.


    Conocer nuestra meta, pero sin tener objetivos claros, es como visualizar el final de una carrera sin saber en qué condiciones está el camino que vamos a recorrer.   

  • Demasiados distractores

    Es cierto que actualmente la tecnología nos ayuda bastante, pero también nos dificulta mantenernos alejados de los distractores. Comenzar nuestra preparación mientras atendemos mensajes en el teléfono o “descansamos un momento” revisando todas nuestras redes sociales solo hará que el tiempo empleado en estudiar sea de poca calidad.

  • Ambientes de estudio inadecuados

    Nuestro cerebro suele adaptarse a su medio dependiendo de lo que le rodea: si estudiamos en la cama estaremos demasiado cómodos; en un espacio demasiado concurrido o ruidoso nos sentiremos sobre estimulados.


    Al igual que ocurre con los distractores externos, empezar a estudiar en un ambiente no diseñado para ese propósito nos ofrecerá resultados deficientes.

  • Poca gestión del tiempo
    Este es uno de los inconvenientes más comunes: dejar el proceso de estudio para el último momento y luego forzarnos a estudiar durante jornadas maratónicas de doce horas. Esto, sencillamente, no te ofrecerá los resultados que esperas.

  • No contar con los recursos a la mano

    Aunque tengamos todas las ganas, el tiempo y la concentración necesaria para estudiar, si no contamos con los libros, apuntes o material necesario, perderemos tiempo de calidad.

    Cuando esto ocurre, como un acto reflejo acudimos a internet y comenzamos a navegar entre cientos de páginas durante horas, y cuando terminamos de juntar la “información necesaria” ya hemos perdido el tiempo y la motivación.
  • Estudiar sin una técnica definida

    Durante décadas los pedagogos han señalado la falta de técnicas de estudio como una de las limitaciones más frecuentes y dañinas a la hora de prepararse para un examen.


    A veces creemos que bastará con leer todo lo que tengamos a la mano sobre el tema y tratar de recordar la mayor cantidad posible de datos, pero eso es ineficiente por una razón: leer, memorizar y hacer apuntes no son en realidad técnicas de estudio, sino procesos básicos de aprendizaje.

Para sacar el mayor provecho a este periodo de preparación, será necesario integrar métodos más elaborados, como los que veremos más adelante.

5 Estrategias sencillas para estudiar inglés

estrategias-estudiar-para-examen-de-ingles

Seguramente te sentiste identificado con algunos de los hábitos que no debemos seguir cuando nos preparamos para un examen de inglés. Aquí cabe preguntarnos ¿Hay alguno en particular que realicemos con más frecuencia? ¿Cuál nos resulta más difícil evitar?  Cuando estudiamos de esta manera, resulta frustrante ver que nuestros esfuerzos no arrojan los resultados esperados. 

5 estrategias infalibles para mejorar tu nivel de inglés

Sin embargo, así como hay malos hábitos de estudio, en el caso específico del idioma inglés también existen estrategias que nos ayudan a estudiar mejor y a desarrollar habilidades que podremos aplicar en el largo plazo a medida que mejoremos en el dominio del idioma. Estas son algunas de ellas:

  1. Hacer un diagnóstico de tu nivel de inglés

    Es difícil saber a dónde podemos llegar si no sabemos en dónde estamos ubicados. Lo mismo ocurre con el idioma; empezar a estudiar inglés sin conocer nuestro nivel solo provocará que estudiemos sin un parámetro real de la situación.

    examen-diagnostico-de-ingles

    Realizar un examen diagnóstico te permitirá incrementar las posibilidades de éxito, porque estarás partiendo desde un punto confiable. 


    Existen varios exámenes internacionales para conocer tu nivel de inglés, como son IELTS, TOEFL, o PTE Academic de Pearson, este último es aceptado en más de 70 países, entrega resultados en 48 horas gracias a su sistema de evaluación basado en inteligencia artificial y se concentra en los cuatro ejes transversales del idioma inglés: comprensión lectora, auditiva; expresión oral y escrita.


    Estos exámenes te permitirán conocer las áreas en las que debes poner mayor empeño, así como aquellas que podrás estudiar sin mayor presión.

  2. Conocer el tipo de prueba que vas a realizar

    examen-internacional-de-ingles-estrategias

    Se dice que un paso importante para ganar una guerra es conocer al enemigo, y en este caso no es muy diferente; si quieres asegurar un mejor resultado en tu examen, debes conocer sus características y el nivel específico al que te estás enfrentando.


    Los modelos estandarizados a nivel internacional tienen características muy específicas de lo que debes aprender para realizar tu examen. Si conoces los detalles del nivel de inglés que vas a presentar, podrás enfocarte en ello y no perder tiempo valioso aprendiendo aspectos que no requerirás en ese momento.

  3. Crear un ambiente de estudio totalmente en inglés

    Procura utilizar material de estudio solo en inglés para mejorar tu comprensión lectora: si desarrollas esta habilidad, los otros tres aspectos (escribir, hablar y escuchar en inglés) se verán reforzados de forma natural.

    estudiar-ingles-para-examen


    Si acostumbras a estudiar con música, procura que sea también en inglés. Haz lo mismo con los apuntes que realices; además apóyate buscar en un diccionario en inglés las definiciones de aquellas palabras que no comprendas.


     ¡Evita traducir! Eso solo hará más difícil apropiarte del idioma. 


    La función específica de esta estrategia es acostumbrar a tu cerebro a pensar en inglés sin pasar por el doble proceso de traducir. Claro que al principio resultará un poco difícil, pero gradualmente verás cómo las palabras en inglés dejan de parecerte ajenas y se integran a tu vocabulario de forma espontánea.

  4. Seguir un programa de tutoría

    estrategia-estudiar-ingles

    Cuando tenemos que enfrentar un examen, es común pensar que estamos solos en el proceso y comenzamos a trabajar a partir de lo que tenemos a la mano. Mantener esa práctica solo hará que perdamos la motivación para alcanzar el objetivo. 


    Al igual que un atleta necesita de un coach para sus periodos de preparación, cuando nos alistamos para un examen importante podemos recurrir a expertos que nos puedan ofrecer orientación y apoyo académico.
  5. Contrarrestar los malos hábitos de estudio

    estudiar-ingles-online-curso

    Todo hábito negativo tiene su contraparte positiva, solo es cuestión de detectar cuál es ese hábito que no nos permite avanzar en nuestro objetivo para atacarlo siguiendo las estrategias adecuadas:

    • No te distraigas, utiliza métodos de concentración: no es tan difícil como parece si comienzas poco a poco a cancelar tu acceso a las redes sociales, videojuegos y otros medios de entretenimiento por periodos de 30 minutos (no intentes hacerlo por mucho tiempo, ya que la ansiedad evitará que te enfoques en tu objetivo). Luego, eleva el tiempo a 1 hora; gradualmente verás los resultados.

    • Diseña un espacio específico para estudiar: destina un lugar en donde solo tengas a la mano lo necesario para tu examen. Así tu cerebro no se sentirá sobre estimulado con otras cosas ajenas a tu propósito.

    • Gestiona tu tiempo de estudio: calendariza cada actividad anotando el objetivo y los avances del día usando oraciones breves, por ejemplo: “Martes, pronombres”. Un método de gestión del tiempo muy efectivo es el Pomodoro, que te enseñará a estudiar por periodos breves, pero efectivos, para que tu cerebro tenga tiempo de procesar la información.

    • Prueba diversas técnicas de estudio: identifica el estilo de aprendizaje que se adapta mejor a tu manera de estudiar, ya sea de forma visual, auditiva o cinestésica (tocando o manipulando objetos). No te limites a usar los recursos básicos (leer, tomar apuntes y memorizar), utiliza organizadores gráficos (mapas mentales o cuadros sinópticos), recursos multimedia y aplicaciones enfocadas a aprender inglés.

Por último, y no menos importante, confía en ti: cuando estamos frente a un examen los nervios pueden traicionarnos y hacer que perdamos el control de la situación. Muchas personas pueden bloquearse cognitivamente y olvidar todo lo que aprendieron durante su preparación.

Es muy importante que al menos dos días antes de tu examen realices actividades que te relajen, además de dormir lo suficiente y mantener una actitud positiva. 

Si aplicas estas estrategias verás que tu esfuerzo se verá reflejado en grandes frutos.

Si deseas tomar un examen internacional para certificar tu nivel de inglés, te invitamos a conocer PTE Academic, una prueba por computadora reconocida en todo el mundo.

banner-compartir-contenido-ideas-pearson3

 

Déjanos un comentario

Suscríbete a nuestro blog

y entérate de todas las novedades